Policías gorditos están dedicados a labores administrativas

El comisario Mauro Amador Cervantes, dio a conocer que cerca del diez por ciento de policías municipales se encuentran confinados a tareas administrativas dentro de la misma corporación debido a que presentan sobrepeso.
  • Los elementos policiacos serán tratados el próximo año en mediante el área de salud del DIF Municipal.

Luis Manuel Toto Pólito | San Andrés Tuxtla, Ver. – Cerca del diez por ciento de policías municipales en esta ciudad se encuentran confinados a tareas administrativas dentro de la misma corporación debido a que presentan sobrepeso, su alimentación va de acuerdo a lo que logran conseguir al estar en horas de trabajo, informó el comisario Mauro Amador Cervantes.

La plantilla total es de 239 patrulleros, y el jefe de la corporación reconoció que existen elementos con masa corporal extra, que podrían recibir pláticas y tratamientos mediante el área de salud del DIF Municipal durante el próximo año, que les permita mantenerse en un buen estado de salud.

“Esto irá aunado a una buena alimentación, sabemos que muchos elementos pertenecen a algunas comunidades, y la lejanía de sus casas permite que se alimenten de lo primero que encuentran, pero al final es responsabilidad de nosotros cuidar que el personal se encuentre en condiciones óptimas para poder desarrollar su trabajo”.

En este tenor señaló que la mayoría de los policías se encuentran en condiciones óptimas para poder realizar esta labor, es una minoría la que no se encuentran tan aptos para desempeñar el papel de vigilantes de la ley y un tanto limitados en campo si de perseguir delincuentes se trata.

Muchos de estos policías no han sido removidos desde hace años porque algunos cuentan con una antigüedad dentro de la corporación y entraron en administraciones pasadas, como tal, han tenido una permanencia dentro de la policía. “El elemento también sufre un degaste por el trabajo que ha dejado dentro de la corporación.

Mauro Amador señaló que se aprovechan los conocimientos y habilidades de sus compañeros que tienen en cada una de sus funciones. “En el trabajo policial también se aprovechan esas circunstancias de la gente que está preparada, no quiere decir que están confinados, pero de alguna manera nosotros los destinamos a esas funciones para que su actividad no sea tan excesiva en relación al trabajo”.