Por si Acaso por Carlos Jesús Rodríguez

Impuestos: pobre pueblo
Costos de la corrupción
La “factura” será elevada

SEGURAMENTE habrá sido el tema central de las reuniones de análisis sobre el paquete económico del 2010: El gobierno de Felipe Calderón ya había hecho su propuesta y presentado sus argumentos para defenderla. Ahí se acentuaba el aumento de impuestos, pero un bajo déficit presupuestario y una estimación “moderada” del precio del barril de petróleo…
PLANTEABA APLICAR un nuevo impuesto al consumo, incluyendo alimentos y medicinas, del 2 por ciento, pero disfrazaban su impacto advirtiendo que el producto de esa nueva carga sería exclusivamente para el combate a la pobreza…

ASÍ, LA pelota fue lanzada al lado del PRI, la bancada mayoritaria, la que define, la que inclina la balanza…

INTEGRADA POR legisladores que durante sus campañas les prometieron a los mexicanos que no subirían impuestos, la pregunta que el gobierno Federal y los panistas dejaron en el aire fue: “Si no les gusta nuestra propuesta, dígannos ¿cómo proponen ustedes que se atiendan los requerimientos de Estados y Municipios, del campo, del sector salud, de las universidades, sin elevar impuestos?”…

EN ESE momento quedó claro que el costo político tendría que ser compartido entre priistas y panistas. ¿Cómo rechazar el aumento a los impuestos sin dejar al País al borde de la quiebra, si en los planes del PRI está recuperar el gobierno nacional en el 2012? ¿Cómo darle las herramientas al PAN para que rescate al País y garantizar que más adelante no sean utilizadas contra los gobiernos priistas para evitar que recuperen Los Pinos?…

LAS CONSECUENCIAS se pudieron ver desde la reunión interna celebrada el pasado lunes por los Diputados Federales del PRI para decidir si aprobaban una serie de modificaciones que mantendrían intactos alimentos y medicinas, y desaparecían el “impuesto a la pobreza”, pero a cambio elevar en un punto porcentual el Impuesto al Valor Agregado (de 15 a 1 por ciento en casi todo el País, y del 10 al 11 por ciento en la frontera norte), y además mantiene el incremento al Impuesto Sobre la Renta y a las Telecomunicaciones…

CONTRARIO A lo que suele suceder en los cónclaves priistas, en esta ocasión la votación fue dividida y pasaron más de 20 oradores para defender sus posturas…

EL DIPUTADO Federal por Xalapa, Ricardo Ahued Bardahuil anunció en ese momento que votaría en contra del aumento a los impuestos y aseguró que cerca de 60 legisladores priistas también estarían en contra: “No voy a apoyar una política económica fallida, porque vemos con tristeza que se privilegian a los grandes grupos económicos”, advirtió…

EL EX ALCALDE de Xalapa, quien integra la Comisión de Hacienda y Crédito Público, calificó de “incongruente” aprobar aumentos a los impuestos cuando una de las principales banderas de campaña fue lo contrario…

PERO NO solo fue él, incluso en el Congreso local de Veracruz se hicieron escuchar las voces de legisladores priistas como Carlos Nolasco y Hugo Vázquez Zárate lamentando lo mismo: Que se esté traicionando uno de los temas fundamentales de las campañas políticas del PRI, el compromiso de no elevar impuestos…

LA CANACO, la Concamin, organizaciones obreras, casi todos los sectores se lamentan de la decisión de elevar el IVA y el ISR, pero lo grave para el PRI es que la responsabilidad se la atribuyen a ellos…

EL PRI es mayoría, el PRI contaba con el apoyo del PRD si hubiera optado por rechazar nuevas cargas impositivas, pero no lo hicieron así, decidieron caminar con el PAN y la mayoría de los mexicanos siguen sin entender las razones de fondo de esta decisión…

SIN UNA explicación oportuna y coherente, la idea que quedará entre los votantes, es que los Gobiernos de los Estados negociaron con el Gobierno Federal el apoyo de sus legisladores a cambio de que fueran incluidos en el presupuesto apoyos directos para obras y acciones en sus territorios…

SE ENTIENDE que fue tan difícil la discusión sobre este tema, que era imposible anticipar una campaña nacional para dar a conocer sus motivaciones. Finalmente la Ley de Ingresos pasó y será tarea de los legisladores priistas plantear sus argumentos y aminorar los efectos de una decisión quizá necesaria, pero a todas luces impopular…

Y ES que en México, como en cualquier parte del mundo, elevar gravámenes es algo así como atentar contra la sociedad, sobre todo aquella que sí paga impuestos y, por otra parte, la que menos tiene…

TAN FÁCIL que sería para el Gobierno de la República ampliar la base gravable y contribuyente, esto es, quitar las excepciones y obligar a que todos cumplan la obligación de retribuir al Estado parte de sus ganancias…

PERO NO, la salida más pronta fue imponer nuevos impuestos y aumentar otros como el IVA que le pegan a todo, aun cuando la gran falacia indique que están exentos alimentos y medicinas…

UNO SE pregunta si acaso en restaurantes, donde se venden alimentos, no se aplica el IVA, o en hospitales, donde se requieren medicamentos cuando alguien enferma no se grava el total con ese impuesto que ahora tiene un punto más…

POCOS SABEN que el Impuesto al Valor Agregado, forma parte del grupo de impuestos a las ventas, ya que afecta al consumidor a través de industriales y comerciantes…Y AUNQUE se diga que el IVA grava aparentemente el ingreso del industrial y del comerciante, en realidad lo que afecta es el gasto del consumidor…

EL ESTADO considera que independientemente de las ganancias que el particular pueda obtener con su actividad, existe el beneficio que el particular deriva de la acción del Estado encaminada a la prestación de servicios públicos y por la cual debe pagar con el objeto de sostener los gastos que esos servicios públicos demandan…

LO CURIOSO es que en Mexico hay exenciones y, por lo tanto, no pagan el impuesto por la prestación de los siguientes servicios: Los prestados directamente por la Federación, DF, Estados y Municipios que no correspondan a sus funciones de derecho público; los prestados por instituciones públicas de seguridad social; comisiones y contraprestaciones que cubra el acreditado a su acreedor con motivo del otorgamiento de créditos hipotecarios; las comisiones que cobren las Afores por la administración de sus recursos; los servicios de enseñanza; el transporte público terrestre de personas, excepto ferrocarril; el transporte marítimo internacional de bienes prestado por residentes en el extranjero sin establecimiento permanente en el país; los de maquila de harina o masa, de maíz o trigo; los de pasteurización de leche; el aseguramiento contra riesgos agropecuarios y los seguros de vida, ya sea que cubran el riesgo de muerte u otorguen rentas vitalicias o pensiones, así como las comisiones de agentes que correspondan a los seguros citados; operaciones financieras derivadas; servicios proporcionados a sus miembros, partidos políticos, asociaciones, coaliciones, sindicatos, cámaras de comercio, asociaciones patronales y colegios de profesionales; los de espectáculos públicos por el boleto de entrada. No se considera espectáculo público los prestados en restaurantes, bares, cabarets, salones de fiesta o de baile y centros nocturnos, lo que indica que en el País todavía existen privilegios para algunos…

PARALELAMENTE A lo anterior, solo un 49 por ciento de los mexicanos productivos pagan impuestos, incluidos empresarios, lo que constituye una competencia desleal, ya que son, precisamente los industriales, comerciantes y empresas acaudaladas las que más evaden al fisco…

CURIOSO RESULTA el hecho de que miles de trabajadores de Comisión Federal de Electricidad no paguen el servicio que reciben, y que millones de mexicanos sigan colgados de cables de energía sin que el Estado haga algo para regularizarlos…

LOS MISMO ocurre con las tomas clandestinas de agua, en donde la fuga de capital para el estado es multimillonaria, no así para un grupo de funcionarios que se han enriquecido mediante esas prácticas…

POR ELLO, sin duda, aumentar impuestos es lo más impopular y lastimoso para la sociedad que observa como la corruptela de unos cuantos sigue lastimando a las mayorías que deben afrontar en consecuencia los costos de esos errores…

YA HAY ley de ingresos pero los costos para los partidos políticos serán muy altos, ya que no se puede mantener a un País engañado con una supuesta pobreza que no experimentan, precisamente, los políticos. A ver qué pasa…

OPINA carjesus30@hotmail.com