Problemas viales en Catemaco, ¿Y el Delegado?

transitoAbel Cadena Pérez, Catemaco, Ver.-  Ninguna consideración personal se debe anteponer en la realización de un deber público, lo que parecen olvidar quienes, enfrascados en sus autoritarios egos, dejan que los problemas crezcan y se les escapen de las manos al no darles la solución adecuada.

 Desde hace un buen tiempo, Roberto Arturo Valencia Gracia, Secretario General de Taxistas del Sitio del Carmen, de Catemaco, Ver., se ha lanzado con todo contra cada Delegado de Tránsito que llega a ocupar dicho cargo en esta turística ciudad, quienes de inicio al asumir dicha responsabilidad manifiestan conducirse con honestidad, responsabilidad y al parecer al paso de los días, meses, eso se vuelve tabú.

¿La manzana de la discordia y provocación?, los mixtos rurales, guías turísticos motocicleteros a versión de Valencia Gracia. ¿A caso es productivo el aporte cultural$$$$?

 Los Mixtos Rurales, desde que se plantaron tomando como estacionamiento para carga y descarga de pasaje y productos del campo las principales arterias de la unidad de Catemaco, exponiendo la vida de los usuarios y peatones, han sido el “talón de Aquiles” para dirigentes y taxistas del Sitio del Carmen, quienes afirman que al no actuar las autoridades de Tránsito ante esta anómala situación, sin importar las consecuencias que esto les traiga. Este martes 4 de agosto van a intervenir todo tipo de vehículo rural, cuyos choferes entren al centro de la ciudad con ellos, se los quitarán y encerrarán en un improvisado corralón que han previsto para este caso.

 El sofocón estará a la orden del día, habrá jaloneos y tránsito, bien gracias, pero espectador de un problema que por conveniencia propia $$$, han dejado crecer y por el cual hoy intentan hacerle al “Pilatos”.

 Lo mismo Rafael Hernández Rocha, como José Luis Olguin, este ultimo se distrae responsabilizando a la actual administración municipal de que por la falta de nomenclatura la ciudad de Catemaco carece de señalamientos, es una responsabilidad conjunta. Cada quien habla de la feria como le va en ella. Y mientras los problemas crecen, siguen ahí como la mano en la oreja.

 Señores, eso es trabajar responsablemente, entonces, lo demás ¿Cómo se llama?, deben dejar a un lado diferencias personales y realizar la labor encomendada con seriedad y respeto a favor del usuario.