¿Quién se va, la Fiscal espuria o “El Bola 8”?

***Crónica de la fiesta millonaria de Eric Cisneros Burgos en la Hacienda “La Higuera”, en Zimpizahua con cargo a los veracruzanos.

 

 

 

Con la información publicada hace unos días sobre  la relación sentimental entre el secretario de Gobierno Eric Cisneros Burgos con la fiscal general Verónica Hernández Giadans, ahora nos confirman que ésta existía desde el  inicio de esta administración estatal y es ya del dominio público, porque ellos se muestran muy “afectivos”. Y este noviazgo complica la crisis al interior del gobierno del que cobra como gobernador, Cuitláhuac García Jiménez, quien no controla nada, ni sus funcionarios y hasta le tiene miedo a su secretario de Gobierno y su fiscal.

Y curioso, se asegura  que Cuitláhuac García ha tenido que  enfrentar  la guerra sucia «sin deberla», así como  persecuciones políticas que opera “El Bola 8”, quien las  encabeza con el apoyo de la ineficaz fiscal, como sucedió con el pleito nacional publicado en medios de comunicación sobre la detención de  José Manuel del Río Virgen, acusado de asesinato y detenido sin prueba alguna, logrando comprobar su inocencia el actual secretario técnico de la JUCOPO en el Senado de la República

Para nadie ha sido un secreto que desde la llegada de la antes vendedora de bolsas y habilitada como fiscal Verónica Hernández Giadáns, quien  se presta a ser sólo de pantalla, pues el que da realmente las órdenes al interior de la Fiscalía General del Estado es el Ingeniero Agrónomo Eric Patrocinio Cisneros Burgos, sin saber de leyes y eso explica su loca ambición de poder usando a su pareja sentimental para realizar sus venganzas personales  en contra de algunos actores políticos del PAN, del PRD o cualquiera que sea su destructivo objetivo político.

El que presume pertenecer a los pueblos originarios y afrodescendientes, sin  estar interesado en ser  generador de paz en el estado, sólo se preocupa por imponer un ambiente hostil y de descomposición. Además, se asegura que “El Bola 8” negocia con la oposición para quedarse con las propiedades incautadas a los duartistas, durante la administración de Miguel Ángel Yunes Linares, así como pactar con los Yunes del Estero  para una presunta protección gubernamental. Y para no crear suspicacias, en cada oportunidad declara en contra de los Yunes, interpone denuncias mal integradas ante la FGR, así como aplicar “calambres políticos” por  una presunta orden de aprehensión en  contra de Miguel Ángel Yunes Márquez por su presunta mentira sobre su  residencia, con el fin de no dejarlo ser candidato a alcalde por el Puerto de Veracruz.

El evidente tráfico de influencias que se vive en la FGE y la Secretaría de Gobierno demanda la renuncia y destitución de uno o de ser posible, de ambos funcionarios que hasta la fecha no han hecho más que entorpecer el desarrollo de Veracruz. Y se ha advertido que  “El Bola 8” es un  cáncer al interior de MORENA  y desde su llegada sólo ha buscado vivir del poder a como dé lugar, atropellando a los mismos miembros del Gabinete y de la misma 4T para tratar de ser él quien llegue a la candidatura a la gubernatura por Veracruz en el 2024.

Pero antes de eso: ¿Quién se va? ¿La fiscal espuria o el pillo Bola 8?

No se puede ser novio o esposo entre titulares de dependencias pertenecientes al Poder Ejecutivo del Gobierno de Veracruz, ya que esto es un delito tipificado como Tráfico de influencias. Ya Basta de no respetar la Ley Orgánica del  Gobierno de Veracruz y  este se ha convertido en un Gabinete familiar del gobernador Cuitláhuac García quien impuso a su primo hermano Eleazar Guerrero Pérez en SEFIPLAN; a su hermana Dorheny García Cayetano en la Secretaría del Trabajo; a su concuño Elio Hernández Gutiérrez en la SIOP; a su hermanastra Ailett García Cayetano como gris magistrada; a sus sobrinos Verónica Islas Guerrero en SEDARPA; Nitzia y Eleazar Júnior Guerrero Barrera en el  DIF Estatal y SSP respectivamente, así como la prima Sulekey Citlalli Hernández Garrido en SEDESOL, entre otros cínicos parientes.

Ahora el noviazgo de la delgada Verónica Hernández Giadans con el corpulento Eric Cisneros Burgos inspira desconfianza e ilegalidad, pero sobre todo, el conflicto de intereses y tráfico de Influencias pueden afectar las decisiones en la FGE, ya que la fiscal general es considerada muy manipulable y violenta la ley para venganzas personales del secretario de Gobierno Eric Cisneros.

Y les contaremos actos locos y absurdos de un secretario de Gobierno ególatra y enfermo de poder.

Después de su comparecencia ante diputados locales, el 19 de noviembre, se realizó una fiesta en la Quinta “La Higuera”, ubicada en el camino a Zimpizahua, citando a los invitados a las 3pm donde hubo danzas de Xantolo, rituales afrodescendientes, sones jarochos y la Sonora Dinamita, para celebrar  su triunfo, al intimidar por completo a la oposición y a “latosos” legisladores de MORENA.

La llegada de camionetas de lujo atendidas por un  séquito de oficiales de  la Dirección de Tránsito, Policía Estatal y Guardia Nacional abrían paso al convoy que llevaba a la crema y nata de la Transformación de Cuarta en el Estado de Veracruz, entre presidentes municipales, alcaldesas y diputadas, dónde destacó la presencia de las improductivas Rosalinda Galindo Silva y Esther Martínez Sánchez, además de gente de su “linaje” como “El Bola 8” les dice “Afrodescendientes”, quienes son invitados especiales y ser su séquito de acosadores sexuales en la Secretaría de Gobierno.

El gris gobernador llegó al evento junto con la novia ya oficial, la fiscal general Verónica Hernández Giadans, así como la presidenta del Congreso del Estado, Margarita Corro Mendoza, la contralora general del Estado Mercedes Santoyo Domínguez, para el festejo de este pillo.

A la cita acudieron también diversos directores generales y subdirectores de diversas dependencias del Estado, así como personas del partido de MORENA, quienes ya se sienten con trabajo hasta el 2030.

Un gran banquete para los “honestos” y “austeros” sirviendo canapés de salmón, pastas y lomo. Para los menos allegados comida tradicional mixiotes, frijolitos y demás comidas típicas del estado de Veracruz, que por cierto es rico en gastronomía. También hubo mojitos, clericot, cervezas de toda clase, Whisky, Brandys y bebidas sin alcohol, todo esto con cargo al erario estatal, por órdenes de Eric Cisneros, quien instruyó al dueño  de la Quinta “La Higuera”, el Sr. Pablo, a  facturar a nombre del Gobierno del Estado de Veracruz.

De seguro estos mafiosos sabrán tapar las cantidades, ya que el evento sobrepasó el millón de pesos, comentando esto la gente  allegada tras bambalinas.

El gobernador aplicó el dicho: “Comes y te vas”, ya que hizo acto de presencia por menos de una hora, para luego se marchó por la puerta trasera, sin decir adiós, ni  las gracias.

Danzantes de la zona del Coyolillo bailaron danzas típicas de la región, posterior a eso, la Sonora Dinamita se hizo presente en el escenario para levantar de su asiento a las damas del secretario de Gobierno, Verónica, Mercedes Santoyo y Mago, la presidenta del Congreso, quienes al ritmo de la Sonora le hacían rueda, aplaudían, abrazaban y besaban a tremendo monstruo de la peor administración que ha tenido el estado de Veracruz.

La fiesta acabó a  las 5 de la madrugada, donde solo quedó gente cercana al “Bola 8”, quién dejó indicaciones de que se les diera alcohol y demás caprichos a su gente y que posteriormente le pasaran la cuenta, pues él se retiró a las 10 de la noche.