Reflexiones sobre la velada de coronación de las reinas de las ferias titulares de antaño y actuales en honor a Santiago Apóstol

Carlos Rafael Mendoza Fernández | Cronista Oficial de Santiago Tuxtla, Ver.— Fueron las familias Fernández Ortiz y Ortiz Castellanos las que sentaron las bases y crearon los eventos tradicionales de nuestra primera feria titular en 1881 en el siglo antepasado. Estos actores pertenecían a la elite tuxtleca e indudablemente la forma que se le dio a los eventos fue elitista.

-En el torneo de cintas solo podían participar los ricos poseedores de ranchos y haciendas, que tenían la posibilidad de contar con finos caballos.

-El baile real que se realizaba en honor a la reina era de rigurosa invitación y de traje al cual solo asistían la alta sociedad tuxtleca. Actualmente este evento ya se democratizo y asiste quien pueda pagar su entrada y es sin rigurosa invitación.

-Originalmente la elección de las reinas de las ferias titulares solo participaban las señoritas de la elite tuxtleca. En la actualidad esta condición ya se modificó al democratizarse la elección.

En 1944 siendo presidente municipal Don Leonardo Muñoz González se estableció el acto ritual de la velada de coronación.

En las entrevistas realizadas por un servidor en Julio de este año a la Sra. Lucila Giadáns Oliveros y la Sra. Julita Castellanos Ruiseco las cuales fueron reinas de las ferias titulares en 1944 y 1957 respectivamente, me comentaron las dos que sentían que se ha ido perdiendo la importancia, respeto y trato que se le daba a las reinas en los diferentes eventos en los que participaban. Comentan que, en su época, a su llegada a cada evento, se le anunciaba su entrada, se suspendía toda actividad y el público guardaba respetosamente silencio y eran ovacionadas. Comentan también que la velada de coronación era un evento donde se les rendía tributo y eran homenajeadas por los artistas que participaban en este festejo.

Doña Lucila (Chita) Giadáns me comento que en el parque Juárez se apreciaba la distinción de las diferentes clases sociales. En la feria, fiestas y serenatas dominicales en la vuelta chica se sentaban las madres que vigilaban a sus hijas y era el espacio donde bailaban con sus pretendientes o con sus novios.

Las jóvenes caminaban en la vuelta de en medio en el sentido de las manecillas del reloj y los muchachos denominados de razón y con zapatos, en sentido contrario, de tal modo que en cada vuelta había intercambio de miradas, a veces la aceptación de una flor o de un pañuelo bordado que eran los obsequios usuales en ese entonces y que daban inicio a los noviazgos y a futuros matrimonios

En la vuelta grande caminaban los de huaraches y los descalzos, es decir el pueblo el cual respetuosamente no ingresaban a la vuelta de en medio.

Los tiempos cambian y nosotros con ellos, actualmente gracias a Dios esta discriminación ya se acabó, sin embargo, el racismo sigue vigente en el pueblo. Ya que está muy arraigado en nuestro inconsciente colectivo.

Les comento lo anterior porque tuve la vivencia de la velada de coronación de la reina de la feria titular de este año y la verdad es triste decirlo, pero tienen mucha razón lo que me comentaron las exreinas a las cuales realicé las entrevistas. Nuestra reina de la feria titular Miriam I fue bajada de su pedestal y escenario para sentarse con el público y tanto ella como nosotros tuvimos que esperar cerca de una hora a que la artista que se presentó se le bajaran los humos de diva y se dignara a realizar su presentación. Todas las personas que estaban a mi alrededor visiblemente enojadas comentaban que no era posible lo que estaba ocurriendo y se le hiciese esas groserías a nuestra soberana.

Solamente expreso el sentir del pueblo. Sé que no es culpa de nuestras autoridades, pero les suplico que tomen las medidas pertenecientes para que esto no vuelva a ocurrir y realicen los mecanismos adecuados para que se vuelva a tener la elegancia como en las coronaciones de antaño. Recuerden que la voz del pueblo es la voz de Dios.

Les comparto fotos de la velada de coronación de la feria titular en honor a Santiago Apóstol en 1955, en donde fue reina la Srita. Nahela Montesano Verdejo y sus princesas las Sritas. Griselda Ibarra Ortiz y Yolanda Sosa Reyes. Este evento se realizó en el cine Díaz.

Recordando que en ese año era presidente de la república, Don Adolfo Ruiz Cortines, secretario de gobernación el Lic. Ángel Carvajal Bernal, gobernador de nuestro estado el Lic. Marco Antonio Muñoz Turnbull y presidente municipal por segunda ocasión Don Leonardo Muñoz González.

Que la bendición de Dios los acompañe siempre.