Rescatan a 27 víctimas de trata en la Merced

Las mujeres eran obligadas a ejercer el sexoservicio en un inmueble de esta colonia, la Policía de Investigación capitalina presentó además a cuatro presuntos responsables
Buenavista, el otro corredor sexual del D.F., nadie sabe cuándo ni cómo el barrio de Buenavista fue infiltrado. Vecinos y autoridades un día toleraron un hotel irregular; luego, unos bares; cuando menos lo esperaban, ya estaban conviviendo con traficantes de personas

Agencias, Cd de México.—La Procuraduría capitalina presentó además a cuatro personas como probables responsables de conformar una célula dedicada a la trata de personas, que operaba en el Hotel Roma de la zona de La Merced; inmueble que es propiedad de la familia Rodríguez Ruvalcaba, dueña de los predios de los callejones Santo Tomás y Manzanares donde presuntamente obligaban a mujeres a prostituirse y las exhibían en pasarelas.

Se trata de dos hombres de 28 y 22 años de edad, identificados como Christian y Hugo «N», cuyos familiares afirman que sólo eran trabajadores de limpieza del hotel y quienes fueron detenidos el pasado jueves cuando estaban camino a su casa y no durante el operativo en La Merced cuando más de 100 personas fueron aprehendidas por elementos de la Policía de Investigación de la PGJDF.

El procurador capitalino, Jesús Rodríguez Almeida afirmó que tanto lo hombres como dos mujeres Lina y Martha «N», de 20 y 49 años de edad, fueron señalados por varias de las 27 víctimas que fueron rescatadas.

El funcionario comentó que el inmueble es susceptible para solicitar la extinción de dominio.

Dijo que la captura y el operativo, se logró luego que como parte de las indagatorias, relacionadas también con el delito de corrupción de menores, lenocinio y delincuencia organizada.

Elementos de la Policía de Investigación detuvieron también a una mujer conocida como «La Negra» o «La Chona», de 30 años de edad.

En su momento, esta mujer quedó bajo investigación en el Centro de Arraigos e integrado el expediente, el Ministerio Público la consignó ante el Juez Penal del Centro Femenil de Readaptación Social Santa Martha Acatitla.

La Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Delitos Sexuales estableció una red de vínculos entre los casos Manzanares, Santo Tomás y el hotel Roma, por lo que solicitó a la autoridad judicial una orden de cateo.