Rescate de película

La extra de Mel Gibson flota en una lata de cerveza y aparece frente a la Isla de Sacrificios.

Raymundo Espejo, Veracruz, Ver.-Militares de la Armada de México rescataron con vida a Lizeth Chávez Villaseñor, extra de la producción de Mel Gibson, tras permanecer a la deriva cerca de 14 horas, en altamar, entre la Isla de Sacrificios y Antón Lizardo. 

Desde la noche del lunes, cuando se reportó la desaparición de Lizeth Chávez Villaseñor, ocurrido en Playa Pirata, del municipio de Boca del Río, las corporaciones de rescate iniciaron la búsqueda de la extra de la producción de Mel Gibson.

La policía interrogó al publicista Dérick Salazar Rau, de 34 años, quien relató que estaba en la Playa Pirata con Lizeth Chávez Villaseñor, de 17 años, y Francisco Javier Tostado Lara, cuando ocurrió el hecho como a las ocho de la noche del lunes.

Relató que al llegar a la Playa Pirata estuvo tomando unas cervezas con su amigo Francisco Javier Tostado, afuera del Oxxo, y ahí estuvo Lizeth pero sin tomar ni fumar porque no tiene vicios.

Cerca de las 19:30 horas, cuando ya estaba oscureciendo, Lizeth se paró y se fue caminando hacia la orilla de la playa, introduciéndose pero sólo unos metros, incluso estuvo jugueteando con Dérick cuando fue por ella porque ya tenían hambre.

            El agua no les llegaba ni a la cintura, incluso aún colgaba de su hombro el bolso donde traía sus pertenencias; pero cuando le dijeron que tenía que salirse se negó a hacerlo, diciendo que estaba bien y caminaba mar adentro.

            Dérick volteó hacia donde estaba su amigo Paco y observó que acababa de llegar Adán Prieto, quien alzó una lata de cerveza haciendo el gesto de una invitación y como Lizeth no se quería salir, le informó que volvía en unos instantes, que iba a tomarse una cerveza.

            Estuvo ahí como 5 minutos, tomando la cerveza; pero cuando volteó hacia el sitio donde debía estar Liz, detectó que ya estaba más adentro y por segunda ocasión fue por ella pero nuevamente se negó a salir.

            Instantes después, Liz salió del agua, depositó su bolso sobre la arena y se desnudó, luego, sin nada que le cubriera el cuerpo se metió de nuevo al mar, en ese momento ya eran cerca de las 21:20 horas.

            Cuando Dérick regresó por tercera ocasión para pedirle que se saliera, Liz estaba a unos 40 metros de la orilla, el publicista se introdujo pero al tratar de aproximarse a la extra ella caminaba mar adentro y le gritaba, “ahorita voy, estoy bien, deja de molestarme”.

            Por un momento a Liz sólo se le veía la cabeza y como Dérick ya no alcanzaba el fondo parado, sintió miedo, pues no sabe nadar muy bien y decidió salirse para pedir ayuda a sus amigos, porque Liz mostraba una actitud muy extraña, hasta chiflaba como si estuviera feliz por desafiar las aguas del Golfo de México.

            Liz había demostrado a sus amigos ser una excelente nadadora, pues podía permanecer por mucho tiempo flotando en el mar e incluso en la oscuridad.

            En cuestión de minutos, Liz desapareció y de inmediato pescadores y guardavidas iniciaron la búsqueda frente a Playa Pirata, sin resultados.

            Catorce horas después, militares de la Armada de México la localizaron a la deriva a 2 millas náuticas de la costa, unos 3.6 kilómetros al sureste de Punta Mocambo, entre la Isla de Sacrificios y Antón Lizardo, ya con síntomas de hipotermia y deshidratación, pero milagrosamente estaba viva.

            A las 12:00 horas, a bordo de la patrulla interceptora SUHAIL, Lizbeth Chávez Villaseñor fue trasladada a los muelles de la terminal portuaria y después al Hospital Naval para una revisión médica. Hasta ahí se trasladó al fiscal José Antonio Franyutti, quien inició la Investigación Ministerial 500/2010 con motivo de la desaparición.

            A su edad, Lizeth Chávez Villaseñor ha vivido la peor desgracia que puede soportar un ser humano, su padre (policía) fue asesinado y tiempo después su tío, que se había hecho cargo de ella, falleció, quedando sola, y siempre que recordaba a su padre rompía en llanto.

            Hace un mes, Liz arribó a la zona conurbada Veracruz-Boca del Río para buscar trabajo y tratar de ingresar al ITMAR, pues su objetivo es estudiar la carrera de Bióloga Marina, mientras esperaba la fecha para presentar el examen de ingreso pudo contratarse como extra de cine, en la producción de Mel Gibson, donde tenía llamado toda la semana. 

            Liz tendrá que explicar a las autoridades ministeriales de Boca del Río que ocurrió la noche del lunes, pero sobre todo como pudo sobrevivir más de 14 horas flotando en altamar, toda una odisea.