RINCÓN LÍRICO

“Buffy, Ronny, y Cucky”

 

Yo tuve tres amigos,

irracionales, por supuesto,

pero racionales por su gesto,

que a donde estén, los bendigo.

 

No fueron humanos seres,

sino vivientes caninos,

que me amaron de veras

y alegraron mi sino.

 

BUFFY, RONNY Y CUCKY;…

sus nombres terminan con “y”,

ellos mis sueños ocupan, y

a Cucky con dulces la convencí.

 

Buffy y Ronny, de alemana nidera,

de raza fiera, pero conmigo dóciles;

eran mi orgullo, decía Aguilera,

que estuvieron en mi alma, próximos.

 

Me sentía dichoso al pasearlos

y protegido por ambos lados,

jamás dejo de adorarlos

aunque al cielo hayan viajado.

 

Dale tu amor a un canino

y núnca… dejes de cuidarlo,

ellos marcan tu destino

y te dolerá maltratarlos.

 

Ellos, te abrirán su corazón

con su sonrisa o un lamido;

en sus ojos verás la emoción

cuando te sienten su amigo.

 

Como Ronny, Buffy y Cucky

que mi alma aún los busca,

lloré mucho al perderlos,

su ladrido era mi música.

 

Cucky se acaba de ir,

de Aguilera Luis, la guardiana,

al cielo tuvo que subir

para hacerle su estancia, liviana.

 

Es la verdadera historia

de tres grandes caninos,

que me esperarán con euforia

en ese viaje tan divino…

¿No sé si iré a la gloria?.

 

 

El autor

 

Profr. José Domínguez Martínez

 

DEDICATORIA: A la familia del Dr. Luis Aguilera Ponce (+)

Por su mascota CUCKY (+)

 

San Andrés Tuxtla, Ver., a 30 de julio