Rinden homenaje póstumo al líder agrario José Alberto Polito Lucho

Octavio Ponce Cadena | San Andrés Tuxtla Ver.— Este sábado a partir del mediodía, en la cueva del Club de Leones de San Andrés Tuxtla, en el marco de la instalación del consejo político municipal del Partido Revolucionario Institucional ( PRI ), se realizó un homenaje y semblanza en honor a José Alberto Polito Lucho, considerado por muchos, el Emiliano Zapata, sanandrescano, ya que se distinguió por su lucha incansable por hacer realidad el reparto agrario en la región de los tuxtlas, realizándolo en colonias y comunidades de los tuxtlas, impulsor e iniciador de sindicatos campesinos, agrícolas, taxistas y obreros.

Todo ello con la presencia del dirigente estatal del PRI,  Lic. Marlon Ramírez Marín, Lic. Jorge Carvallo Delfín, Lic. Omar Martínez Aranda, Gonzalo Mezo Quino, Silverio Alvarado, María Jesús Vergara Espejo, se llevó, un homenaje póstumo, a quien fuera un gran luchador social entregado a la mejores causas de su partido como lo fue JOSÉ ALBERTO POLITO LUCHO, ante la militancia Priista, la profesora Elsa María González Domínguez, regidora del ayuntamiento de san Andrés Tuxtla Ver, Quien Presento una reseña y un video, todo ello, como un merecido reconocimiento a la lealtad partidista.

Se hizo entrega de la medalla a la lealtad del militante, así como un diploma que recibieron sus hijos:

Alberto, Norma y Esther Polito Sánchez, esto sin duda es una muestra de que el PRI, sabe reconocer a hombres y mujeres que siempre han entregado su mejor esfuerzo y sobre todo su lealtad a su partido, José Alberto Polito Lucho (Beto Polito):

fue dos veces Presidente del PRI Municipal, síndico y regidor del Ayuntamiento, fundador del Sindicato de despalilladores de tabaco en los Tuxtlas y a nivel estatal por la CNC, realizó muchas tareas como delegado distrital, recibiendo un minuto de aplausos por los presentes.

Don Beto Polito, además de ser líder agrario, fue dirigente obrero.

Su sueño fue ver a los campesinos con libertad económica y trabajó incansablemente para hacerlo realidad.