Ruleta Tuxtleca, Por: Ángel Bravo Martínez

Despluman el “proyecto” de González Azamar

Dicen que anda todo apesumbrado, chipujo y hasta cadavérico, al grado tal de que le suministraron varios litros de suero vitaminado porque ahora sí se sentía “pal hoyo”.

No era para menos, de golpe y porrazo el gozo se le fue al poso y en un dos por tres se quedó sin candidato a la alcaldía, su proyecto fue degollado y sus ínfulas de poder quedaron por los suelos.

Lo que le resta de edil en Catemaco, tendrá que arrastrar, como los sarapes viejos, toda su soberbia, arrogancia, egolatría y prepotencia.

En cada rincón del municipio vociferaba micrófono en mano que el día de las elecciones iba a “desinflar” al gordo de Eliuth Cervantes Ramírez, el candidato de la Coalición “Veracruz Para Adelante”, y mire usted lo que son las cosas, ¡¡sorpresas te da la vida, la vida te da sorpresas hay dios!!, parafraseando la letra de la canción de “Pedro Navajas”.

Y es que Jorge Alberto González Azamar, el alcalde catemaqueño de marras, tenía fincada sus esperanzas en su ex secretario del Ayuntamiento Juan Rosario Morales, para que cuando él saliera de la alcaldía le cubriera toda su podredumbre administrativa, por eso no escatimó recursos humanos ni económicos para lograr que fuera el candidato de la Alianza “Para Cambiar Veracruz” aun cuando el Partido del Trabajo ya había registrado a David Hernández Brizuela.

González Azamar, se dice, perdió la memoria y se le olvidó que él ganó las elecciones abanderado por ese partido político y que por ende tenía mano en el municipio y le correspondía a los dirigentes de ese Instituto político proponer a su candidato.

Es más, también se le olvidó que traicionó a los dirigentes del PT, cuando en un acto político, para quedar bien con el candidato a la gubernatura Javier Duarte de Ochoa, dijo que se reincorporaba a las filas del Partido Revolucionario Institucional “su partido de toda la vida y al que le debía todo”.

Jorge Alberto le apostó con todo a Juan Rosario, dinero, materiales para construcción y toda la maquinaria humana del palacio para afianzarlo a la victoria y vociferaba a los cuatro vientos que él se encargaría de que ganara, sin siquiera antes cuidar los procedimientos electorales.

Fue así como la Sala Regional del Poder Judicial de la Federación con cede en Xalapa, validó el registro de David Hernández Brizuela y desechó la de Juan Rosario, ante el Instituto Electoral Veracruzano.

Los que deben de estar más que felices por éste fallo del Tribunal Electoral, son los simpatizantes y seguidores de Eliuth Cervantes Ramírez, pues de ésta manera tiene el camino allanado para lograr el triunfo electoral la Coalición “Veracruz para Adelante”, por que dicho sea de paso ni David Hernández, ni Francisco Sánchez Aguirre, candidato del PAN y quien por más de 20 años militó en las filas del ya casi desaparecido PRD, no representan riesgo alguno, es más el afamado “Pichirilo” tiene el estigma negativo de perdedor, siempre que lo nominan a algún cargo de elección popular pierde, la primer tunda se la acomodó en las urnas Tomás Montoya Pereyra.

Eulalio Ríos ¿Convergente?

Es ya un secreto a voces, los huayapences dicen que su alcalde, emanado del tricolor, le está jugando la contra a quien manda en Veracruz.

Y pese a que recientemente el candidato a Gobernador Javier Duarte de Ochoa, hizo el exhorto público en Acayucan, en el sentido de que todos los alcaldes y diputados del Revolucionario Institucional existentes, tenían que cerrar filas para apoyar y respaldar las respectivas formulas para obtener el triunfo el 4 de julio, todo parece indicar que a Eulalio Ríos Fararoni, por un oído la entró y por el otro le salió.

Cuentan sus paisanos que su proyecto a la alcaldía es Rafael Fermán Cano, el abanderado del PRD, CONVERGENCIA y PT, es su proyecto personal y por eso hace derroche de recursos económicos, humanos y materiales del Ayuntamiento y todo por que los dirigentes del PRI no le concedieron el capricho de nominar a Nicolás Casarín, hijo putativo de Juan Humberto García Sánchez.

Por eso los inconformes y detractores políticos de Eulalio, que por cierto son muchos, solicitan que los integrantes de la Cámara de diputados y del ORFIS investiguen  que está pasando con los desvíos de recursos públicos, pues incluso tiene destinado a dos elementos de la policía municipal para que le cuiden su negocio y domicilio particular a Rafael Fermán de donde a diario se observa el ir y venir de la gente que va por laminas de zinc , royos de alambres de púas, picos palas, carretillas y todo tipo de utensilios del campo; ¿Quién pompó?

Por cierto, en su primer año de Gobierno, Eulalio Ríos contó con todo el apoyo y el respaldo de MAVER, que por instrucciones directas del Gobernador Fidel Herrera Beltrán fueron enviadas al municipio de Hueyapan de Ocampo, para la reparación de infinidad de caminos rurales y de las principales comunidades, perversamente hizo creer a sus conciudadanos que él había hecho las obras con recursos del erario público municipal, es decir hizo caravanas con sombrero ajeno y nunca reconoció que gracias a la generosidad del UNO en Veracruz el pueblo había recibido infinidad de beneficios.

Entonces, si el Gobierno del Estado hizo las obras, ¿Dónde están los dineros de los rubros federales y las respectivas participaciones del Estado y del propio municipio?. Que conste, es una simple pregunta. Comentarios, sugerencias y reproches al correo electrónico bravomtz@hotmail.com o a los números 294-112-22-68 y al 294-115-59-08, estoy a sus respetables órdenes.