Ruleta Tuxtleca, Por: Ángel Bravo Martínez

¡¡Otra vez peligra la Senaduría del PRI para Veracruz!!

Ha trascendido en las últimas horas que los días de Humberto Moreira, al frente del PRI Nacional están contados; las tribus antagónicas de ese Instituto están más que rabiosos y furiosos, los principales actores políticos hacen entripados porque simplemente no están de acuerdo con las alianzas y las negociaciones, -se dice-, un tanto perversas y hacen alusión de que éste panorama dará al traste en los próximos comicios ante descabelladas y arbitrarias imposiciones a senadurías y diputaciones.

Así se ve, al menos para Veracruz, en donde ese instituto contenderá con dos fórmulas al Senado de la República, la primera, para José Francisco Yunes Zorrilla, quien tiene el estigma de perdedor gracias a las perversidades orquestadas por sus “detractores” plenamente identificados por él, y, la segunda, -se dice-, sería para el gris e incoloro dirigente del PRI estatal Héctor Yunes Landa, lo cual está irritando hasta la saciedad a quienes también se sienten con legítimo derecho de ser considerados para los próximos procesos electorales.

Para quienes conocemos de estos “enjuagues” podemos decir que ¡¡otra vez peligra la Senaduría del PRI en Veracruz!!.

“Pepe” Yunes, ya sufrió en carne propia una derrota, escandalosa por cierto, pese a haber contado con todo el apoyo y respaldo absoluto del ex Gobernador Fidel Herrera, quienes le hicieron la chamba están dispuestos a repetirle la dosis, esos “contrincantes” y detractores bailan ya “la danza de la muerte política” para el peroteño.

En Veracruz, otro es el escenario, ya no es el mismo de hace 6 años, la falta de credibilidad entre los gobernantes da al traste con el sentir de la ciudadanía, por todos lados existe descontento, reproches y desilusiones.

El escabroso y delicado asunto se complica, no será fácil ni sencillo, es simple y lógico verlo desde estas trincheras tuxtlecas, el “tricolor” va en alianza con el Partido Verde Ecologista y Nueva Alianza y es allí por donde pretenden “enchufar” en la segunda fórmula al cara dura y nada simpático Héctor Yunes, y todo gracias a la negociación con Manlio Fabio Beltrones, quien declinó a sus aspiraciones para contender a la Presidencia de la República.

Esto no beneficia a José Yunes, al contrario, le provocará prolongados dolores de cabeza por que estará remando contra la corriente, Pepe y Héctor son dos polos opuestos, el primero cuenta con carisma, con simpatía y atracción por su humildad y sencillez para con la gente, el segundo es todo lo contrario.

Créanlo, no es lo mismo llegar a escenarios abarrotados con la base militante del tricolor, que han sido auspiciados y orquestados, con derroches de recursos, por alcaldes emanados de ese partido, que sentirse o decirse “líder” con actitudes ególatras, con desplantes y soberbias que han rayado en lo inadmisible, muchos priistas se sienten lastimados y testimonios existen en demasía; solo bastaría ver la hemeroteca periodística a lo largo y ancho de Veracruz para constatar los odios y rencores, con recordatorios de 10 de mayo, ¡¡que ha dejado sembrados, el compadrazazazazazo de Manlio Fabio Beltrones!!.

Pero aunado a todo esto bastaría decir que muchos alcaldes del Distrito, que llegaron al poder gracias a las imposiciones y caprichos de quienes están en la cúpula ya no representan ningún activo político para el tricolor, no tienen capacidad de convocatoria, se llenaron de soberbia y les está valiendo; nunca están en palacio, no atienden a la ciudadanía y sí en cambio destinan sus “ratos libres” a la mexicana alegría, trayendo consigo a infinidad de guardaespaldas y policías para que los cuiden mientras que la ciudadanía se encuentra a merced de la delincuencia. He dicho.