Rumores… Políticos…, Por: Gran Kayman

PRI-PAN; sin estructura política.
Políticos aún quieren más mieles.
Catemaco merece un mejor futuro.

Gran Kayman, Catemaco Ver.— En política si quieres paz, prepárate para la guerra en las que solo tus buenas acciones pueden salvarte.

Ciertos partidos políticos por no representar la voluntad de la población, han desaparecido en el siempre mágico municipio catemaqueño, ya que la mayoría de sus dizque lideres de ayer caminaron sobre órganos inquisitivos e hicieron de la corrupción su principal sustento sin que les importara doctrina política o ideológica alguna. ¡Claro! cuando el estomago gruñe y la desesperanza golpea, adiós convicciones, adiós partido; adiós militancia, esa minoría silenció la poca raja, saca y solo se aprovechan las cúpulas municipales de ese dizque partidos políticos de incipiente fuerza que solo giran al rededor de los colosos PRI-PAN.

Aunque en Catemaco ambos (PRI-PAN) no cuentan con estructura sólida, cuentan con el dinero y quien es dueño del dinero de la patria y conciencias de aquellos “tíos vivos”, retórica tal vez, pero la realidad de cómo se maneja la política en Catemaco, donde no hay burro flojo para la alfalfa, y se da que en ese municipio ha mostrado muchas veces el camino de la realidad, existiendo gente capaz, honesta, responsable, bien intencionada, con capacidad de servicio que tal vez no sean políticos por vocación, pero son ciudadanos involucrados con su gente, con su pueblo, cuya única finalidad de sacarlos de la marginación y pobreza en que viven muchos catemaqueños, por que ya el pueblo catemaqueño no acepta más de aquellos que lo han convertido en botín de mafias y cofradías, en su caja chica, en su feudo de poder económico.

Se rumora por ahí que tanto Tomás Montoya Pereyra como Jorge González Azamar, Sergio Cadena Martínez, Marcelino Martín Gracia Pérez, Sergio Guzmán Coubert; gente que por mucho tiempo se ha hartado de las mieles del poder municipal y con nuevos bríos vienen por más, no han saciado su ambición política económica.

De los tres primeros ¡Ampáranos Señor!, ya en dos ocasiones les han hincado el diente al pueblo del hechizo al cual han burlado su fe y confianza, injusto seria para los catemaqueños que alguno de ellos han construido lujosas residencias, fincas o restaurantes-bar, y claro, la construcción es producto “de sus ahorros” de cada trienio en que obtuvieron el poder mañosipal, lo de fantasmas por que solo se aparecen cada tres años en épocas de elecciones municipales y los catemaqueños ya no desean más de eso mismo, con su caciquismo disfrazado de soberanía municipal. Y en ocasiones la cúpula partidista consiente sin consultar al pueblo y les premia una y otra vez con hueso.

Aunque soñar no cuesta nada, la voz de la ciudadanía se está haciendo escuchar más critica y exigente y requieren y requieren en lo futuro para la modernización del turístico municipio catemaqueño; hombres y mujeres sin pasado corrupto y sin presente tramposo, jóvenes profesionistas sin pretensiones de favoritos, ni vicios de nepotismo, con arraigo en su tierra, y con respeto ganado por sus buenas acciones y atributos, no golondrinos que no hacen verano en su tierra y solo llegan en épocas  electoreras municipales.

Hombres y mujeres que no hayan probado las mieles del poder municipal de la que algunos abusando de la confianza y fe de los catemaqueños se atragantaron.

Catemaco merece un mejor destino en lo futuro, ya no caerá en añejos vicios, ni aceptará más imposiciones políticas de las cúpulas; porque ahora siempre esta de por medio de su dignidad y basta pues de seguir cayendo en extremos prejuiciosos políticamente un Catemaco más competitivo en todos los aspectos, seria un Catemaco más seguro y más prospero.

Son los rumores populares y señores ya no más atole con el dedo y despensas caducas y recuerden, rumores, y más rumores… llevan a la verdad.