Rumores, rumores políticos, Por: El Gran Kayman

¿Candidatos sin perfil?
Suplentes restan simpatías 

La política sigue siendo la herramienta de “la ficción.”
Hay quienes añoran el populismo a ultranza del pasado, donde las campañas eran parte de la educación política. Donde los candidatos más cercanos a la gente aprendían a conocer sus reclamos y problemas, aunque poca solución les dieran, ya embozados en el poder.
Cabe recordar, que antes, “los acarreos” se aseguraban con la solución de algunos problemas de los grupos movilizados.
Hoy, la gente va por la torta, su refresco, camiseta, gorra y algún dinero, si bien les va. Sin entregar en pleno su confianza y es que también la organización política ha cambiado a nuestros días, el mitin, el spot, los discursos mentirosillos y empalagosos, el debate con la confrontación estéril como “El Manual de Carreño” de la disputa por el poder.
Al reparto de posiciones se interesan ellos, y sólo ellos. Borran a la ciudadanía como núcleo social actual, al traer sus querencias y sus prisas, los candidatos poco aprovechan las campañas para darse a conocer y saber de los problemas de la ciudadanía.
Tal parece que sólo cumplen con un simple trámite. Como llegan a sus reuniones, ¡Zas! Se van, poco les interesa la problemática del conglomerado.
Por eso, ya en el poder, gobiernan sin ningún contacto con la realidad, porque no la conocen. Ya con poder “si te vi, no me acuerdo, y si te veo no te conozco.”
Hoy por hoy, andan en campaña proselitista, tratando de agradar, convencer a un escéptico electorado que en los últimos años ya no cree ni en la paz de los sepulcros.
La suplentes de los candidatos, ¿Quiénes son? ¿Cuál es su origen? ¿De dónde viene el compromiso de las huestes cupulares para insertarlas como tal?
Para muchos son un simple destello entre la paja de las gallinas, por que en política no hay nada que a la verdad no componga.
En el Distrito 19 de la Región de Los Tuxtlas. Vemos tablas entre los candidatos a la diputación federal.
Sergio Cadena Pérez, ahora podrá salvarnos “un chaparral valiente.” Quien por cierto lleva como suplente a Irma Pretelín Loeza, que no se le ve a su lado, ni siquiera “haciendo iris” como dicen los chavos ¿y qué podría hacer al lado de un camaleónico de la política que va en triple alianza?
Marina Garay Cabada, esforzada en sus pretensiones políticas, lo que menos esperó es que le endilgaran de la cúpula estatal a Teresa Moreno. Quien en cada evento proselitista se debe mover, porque si no, no sale en la foto, -porque hay que hacerse notar-, aunque el aporte político sea nulo. En ocasiones pareciera que la candidata es Teresa Moreno, quien por cierto se ventanea como la próxima alcaldesa de Catemaco, ¡hágame el favor!
Tres mujeres en la suplencia, tres mujeres sin destino.
Aunque en política y su sucio juego todo puede suceder. Pero la falta de formación, sensibilidad, capacidad, en cada una de ellas salta a la vista con tan sólo verlas actuar en cada evento proselitista político que realizan, hacen suyo el escenario que aun les es ajeno.
La verdad histórica de cada una de estas protagonistas de la suplencia, que hoy por hoy, contaminan el ambiente de los candidatos de sus respectivos partidos, a los que con sus negativas actitudes pueden llevar al fracaso.
¿Por qué desde ahora ya muchos candidatos son sacudidos de las preferencias populares? Simple y llanamente, gracias a quienes llevan como suplentes.
Ciertos paranoicos políticos aun no han aprendido que deben desayunar como rey, almorzar como príncipe y cenar como mendigo. -¿Por qué?- Ya con poder este marea hasta al más inteligente. Y como todo en esta vida es transitorio, referiré lo que decía el buen Mérida (Q. E. P. D.) Cuando anunciaba en su auto-parlante. ¡Allá nos vemos! ¡Entonces ya saben!