Rumores… Rumores Políticos…, Por: Gran Kayman

Fernando Yunes; recorre municipios.
“El Pipo” Vázquez, lo respalda la militancia.
Se ve en el horizonte, el cobro de facturas.
“Santamentira”, cínico por excelencia.

En política una cosa es preparar, y otra cosa es imponer.
Poco valido resulta heredar al compadre y heredar al discípulo, cuando es el pueblo quien aspira ser el que escoja; pero también sería una insensatez pensar que cada uno de los habitantes de este lindo México, va a votar por personas no gratas, ya que en ocasiones resulta que el supuesto menos malo resulta una calamidad. ¡Caras vemos, intenciones oscuras no sabemos!.

La voz de Luzbel ensordece a reyes y ciega emperadores.

Mientras que los cachorros andan desatados en pos de posiciones políticas, quien dijo que vivirá fuera del presupuesto es un craso error.

Sabio lo es el chaval “hijo de papi”, Miguel Ángel Yunes Linares, o sea, Fernando Yunes, Diputado Local con licencia recorre los municipios jarochos en su lucha interna por conseguir el consenso de la militancia panista para candidato a Senador de la República.

De las cuatro plazas en disputa en ese tenor, el cachorro Yunes arenga con su verborrea seguro de ganar a lo candidatos del PRI y PRD. Se dice mejor que Alejandro Vázquez Cuevas, el popular “Pipo”, quien es un consumado panista aún con 40 años encima tiene todo para legar, además conoce a la militancia azul de cada municipio y sabe quiénes son los leales y desleales.

Ambos llegaron a la zona de Los Tuxtlas y en honor a la verdad fue el “Pipo” Vázquez Cuevas, quien contó con mayor respaldo panista; esencia y valor ciudadano enmarcan la figura de este político que ha sumado a Josefina Vázquez Mota, ¡Están en shock los Vázquez!.

Por cierto, vaya que le ha llovido duro y muy seguido al cachorro Fernando Yunes.

Un tal Fernando “Santamentira”; este sujeto es cínico por excelencia, en su cara han refrescado sus ruines acciones, la militancia lo tacha de mentiroso, falso, comodino, y éste sólo agacha la cabeza en ciertos eventos.

Sabe que el lodo cuando se seca, se cae solo; vaya cinismo, menudo favor le anda haciendo al hijo de Miguel Ángel Yunes Linares, quien aspira a ser considerado por la militancia para candidato a senador azul. ¡Con su pan, que se lo coman!. Pero en ese rubro le vemos más futuro al compa azul Alejandro “Pipo” Vázquez Cuevas.

¡Órale! ya también por ahí, pero del tricolor anda promoviéndose el agrimielado Héctor Yunes Landa “El Roba-Pollos”, poco o nada logró como dirigente del PRI, que ahora se está perfilando como candidato al Senado de la República.

El cobró de facturas se ve en el horizonte, antes debería tomar varios baños de sensatez para conservar la razón.

La política es un juego maquiavélico donde a la larga, todo cae por su propio peso; por muy buen padrino que se tenga en la cúpula nacional.

¡Bueno!, en política ya se sabe que existen ambiciosos que quieren estar simultáneamente en la misa y en la procesión; tratan de conservar el pastel intacto y a la vez comérselo. ¡Que chulada de gente¡ ¡Líbranos señor!, por que cuando están en el pináculo del poder, mas fácilmente son presas de las tentaciones del demonio político.

Y vaya que este 2012 se oye la voz de Luzbel intentando engañar a Dios.

Pero, cuando en otro rubro ciertos ex alcaldes mañosipales que en el trienio pasado realizaron cunetas alegres, diríase muy alegres, y ahora andan padeciendo las de Caín; no pudiendo comprobar en que se gastaron la lana del pueblo.

Ahora les da por nombrarse coordinadores de campaña de Peña Nieto, que desfachatez y el bisoño; ni por enterado, y se han vuelto mercancía, se venden, se alquilan, a cambio de vana protección por la que hacen un trueque a su deshonestidad.

Ya basta de más de esos mismos pillos, la ciudadanía alaba la actuación de alcaldes de los municipios de Ángel R. Cabada, Santiago Tuxtla, Catemaco, quienes en el desarrollo social y económico de sus respectivos municipios trabajan esforzadamente para fortalecerlos con visión de futuro, aseguran el presente con acciones positivas, aunque por ahí también se dan su tiempo para hacer política, según humanas convicciones. ¡No tan solo de trabajo vive el hombre!.