Rumores… rumores políticos, Por: Gran Kayman

  • Moreno Brizuela de nuevo a las ‘andadas’
  • Aldo Sánchez, el último de los fieles
  • El catemaqueño Vicente Benítez, exhibido y fuera
  • Salvador Guerrero, quiere otro de cuatro
  • Francisco Velasco ‘el escándalo de Catemaco’

La lucha de clases es el hilo conductor de la critica de la economía política, de la teoría del valor, de la historia de la acumulación primitiva, del análisis de las crisis periódicas, el ¿porqué? la democracia queda reducida a tan solo una participación ocasional en las elecciones, ¿Por qué? oficialmente en una democracia uno no está autorizado a emprender otras políticas que no sean las legitimas y pacificas.

Lo ancho para unos ‘tíos-vivos’ y lo angosto para la ciudadanía ¡He ahí el dilema! 

La refundación del PRD, -al menos en el estado de Veracruz-, un espejismo, mientras sus eternos conflictos parecen exacerbarse día a día, perdiendo credibilidad.

La dirigencia, -si es que existe- y para algo enfrenta múltiples problemas para neutralizar a las corrientes internas, poner al día su padrón que en aquellos ayeres incluía a por lo menos 7 millones 200 mil militantes.

Hoy este partido, repartido y dividido, hay deserción por parte de la desesperada militancia, al camaleónico Andrés Manuel López Obrador no levanta y la ‘MORENA’ solo tiene buen ritmo y nada mas.

En la cúpula a los convenencieros dirigentes poco les importa si el Sol Azteca repunta; ellos prefieren corruptamente seguir en la ubre, como al cardiólogo Elías Moreno Brizuela, ya se le está acabando el hueso en el Distrito Federal y anda en pos de una senaduría jarocha a radar, cuando solo se ha servido de las siglas de dicho alicaído partido político.

Pero como gran saltimbanqui, va de trapecio, consabido que vivir fuera del presupuesto es craso error, y que el odontólogo, -hoy golondrino- Agustín Mantilla Trolle. va en pos de una diputación federal. Pues como que no tiene ‘llenadera’ el hasta ahora auxiliar técnico de Protección Civil del Distrito Federal, o sea, el gatúbelo cardiólogo Moreno Brizuela.

El perredista doctor Aldo Porfirio Sánchez Aguirre, sigue siendo fiel a la causa, líder social con un trabajo solidario en favor de gente vulnerable y aun creyentes en el PRD, pero la figura de Sánchez Aguirre pasa desapercibida para la cúpula del Sol Azteca, y sólo recurren a este personaje cuando necesitan reposicionar la imagen de dicho alicaído partido que al menos en la Región de Los Tuxtla, donde casi agoniza y que solo se oye rumorar por la labor que realiza el doctor Aldo Porfirio.

¡Vaya! de la que salvaron los catemaqueños.

Bien dice el dicho que Dios dispone y viene el diablo y todo lo descompone.

El asunto de los 25 millones de pesos en donde se vio involucrado de una u otra forma, el nativo de la mágica tierra del topote catamaqueño, Vicente Benítez González, da pauta para su descalificación como aspirante a la alcaldía municipal en el próximo, nada despreciable cuatrienio.

El chico en casa de un golondrino, un perfecto desconocido al igual que un tal Said Rodolfo Pereyra Ortega, secretario técnico de la SEDESOL, quien se cobija bajo la sombra del titular Marcelo Montiel Montiel y de los programas del Gobierno del Estado y de las gestiones que realiza el ejecutivo municipal del programa Adelante, de beneficio a gente vulnerable del mágico municipio.

Said Rodolfo quiere ser alcalde, nadie lo conoce y como ‘rapero oportunista’, busca notoriedad con dichos programas de asistencia social.

Catemaco tiene sus propias necesidades y jamás va a aceptar que un arribista comodino, busque treparse e el trapecio topotero.

Hay pueblos que creen en las piedras, pero ¡cuidado! cuando las empiezan a arrojar.

El trabajo de Salvador Guerrero Moreno, ni bueno ni malo como alcalde, y ahora tiene enfilada sus pilas en volver por un cuatrienio más.

Lo demás caídos, que están, quiérase o no… Quien se mueve también en ese tenor es el cachetón Jorge Alberto González Azamar. ¿Acaso ya resolvió su agudo problema financiero con el ORFIS, por la Cuenta Pública del 2010?

Los pendientes y más lo del efectivo y de la cuenta pública mañosipal pesan.

No estará ahí involucrado ‘el partenón’ de la República de Ojoxapan.

La lujosa residencia de la agrícola colonia La Palma, y por ahí costosos vehículos del año, había que aclarar el asunto, para luego aspirar por tercera ocasión a la alcaldía. Pero no hay mal que dure cien años, ni jodido pueblo que los aguante.

Por otro lado, siguen sonando fuerte las denuncias en contra de Francisco Gaspar Velasco Rodríguez, coludido en el fraude de la SOFOM, junto con ciertos ex regidores mañosipales, algunos andan en franca huida, así como el senador Arturo Hervís, quien dice nada tiene que ver y dará la cara para aclararle paradas a Paco Gaspar, quien por cierto, por andar en esos ilícitos enredos, ya en una ocasión fue a parar al Ce.Re.So.

Nada buena ave que ahora quiere curarse en salud cuando los agraviados y quejosos afirman que los defraudó con la venta clandestina de lotes y donde se construirían casas, y todo por el mismo precio, hoy no ve la puerta y está tirando la pelota en la casa del vecino.

Cuando ayer presumía de la amistad de ciertos ex alcaldes mañosipales, la vida es como un bumerang, tarde o temprano todo se les revierte a quienes obran mal, con quienes depositan su confianza en ellos, hoy se les está pudriendo ‘el siki-siriki’ y no hallan la puerta.

¡Mientras… gozaron lo mal habido!