Rumores, rumores políticos, Por: Gran Kayman

¡Oh!… ¡La grande!
¡Hoy sí, raza de bronce vuelves a ser importante!
¡Con olor a pueblo, no a soberbia, por favor!

Dentro del ámbito político hay cosas que los necios admiran, y los más sensatos suelen aprobar, a su muy peculiar estilo, ya que obstinados por alcanzar el poder, -a costa de lo que sea-, sin pensar que la adversidad descubre al alma luces que la prosperidad no llega a percibir ¿y cómo? Si el poder a los más inteligentes marea y a los tontos los vuelve locos…

Quienes han hecho de la política su “modus vivendi” constituye un enfoque irónico de su situación a fin de lograr sus oscuros objetivos de riqueza y poder, y a la vista el 2012 ya empezaron los ‘apapachos’, las demoniacas-angelicales sonrisas, apretones de mano, —aunque después con alcohol, se desinfecten en lo oscurito—, O, no?

De los que pretenden ser ‘Mecías’ y van en pos de la Senaduría, Diputación Federal, -amén de la silla mayor-.

¡La grande!…¡la grande!… ¡Enrique, la grande!… ¡Chepina, la grande!… ¡Andrés Manuel, la grande!

Hoy vemos con mayor atención a los “chiquitos” a lo ‘prietitos del medio rural’, a los más jodidos y vulnerables, ahora sí toda la raza de bronce estará de plácemes, será tomada en cuenta. ¿y antes por qué no?

Aunque sea de membrecía, está en planes de cada uno de los candidatos, aunque en su momento de gloria se redimirá a cuento de pescadores de arrulla el mar; y eso que dicen por ahí que en el mar la vida es más sabrosa… ¿…?

 

Jamás puede, un dizque Mecías ufano, la cadena cargar al pueblo fuerte…¡Cuidado! Su enfurecido se lanza, lidia, sufre noble muerte… Más su dignidad se alza fuerte…

Existen políticos en posiciones del poder que no siempre les gusta la palabra escrita, su objetividad al que más pone nervioso, más aun al levantarse cada mañana y mirarse al espejo y cuyo rostro del dice. “Haz lo que quieras hacer, pero no hagas olas mintiéndole al pueblo.”

 

En la Región de los Tuxtlas, ya se han prendido los fuegos artificiales, el apático Héctor Yunes Landa, cree que ‘a su tamal del cielo le caerán las hojas’… Contrasta mucho con la actitud sencilla y capaz que viene asumiendo su pariente Pepe Yunes Zorrilla, un político “todo terreno”, que ha sabido capear el temporal con prudencia, ética partidista, lealtad, y esta vez, marcha por luminoso sendero en pos de la Senaduría, limpiando de piedras el camino ha estado por mucho tiempo. Ha madurado y creemos que logrará su objetivo.

 

En el Distrito XIX de Los Tuxtlas, aun le sigue moviendo el tapete a la doctora Rosario Valerio, por debajo del Tepango, insiste y persiste Raúl Sosa González, con hacerle tropezar en lugar de unirse a la causa, que con su pan se lo coma.

Hay que pedirle a doña Marina más humildad, más sencillez, mejor postura hacia el electorado, el horno no está para bollos aunque el PRI llegue con carretadas de “bisnes”, llenarán el estomago por unos días a los más vulnerables, luego despertarán de su sueño comensal y al volver al realidad, pensarán mejor su decisión.

Hay que oler pueblo, como lo está haciendo el diabólico Sergio Cadena Martínez, sin ofrecer las perlas de la virgen catemaqueña, está levantando mucho polvo con su ciudadano movimiento.

Su carisma y sencillez lo hacen cercano a la gente humilde, los que dan votos, y de donde este “chapis” surgió, producto de su esfuerzo… En ciertos municipios el PRI es un grupo de tendencias e intereses variados, ya que con activa participación ciudadana, en el mágico municipio de Catemaco, vuelve por fueros el Partido Verde Ecologista, con gran participación ha tenido el “Black-Berry”, ahora niño verde, Rodríguez Mouriño.

Este en poco tiempo ha logrado concientizar un numeroso grupo de adeptos, militantes en su mayoría jóvenes bien intencionados y profesionistas, con los que está logrando crear un verde partido más creíble, más sólido, para cristalizar su buenos propósitos ciudadnos, aun girando satelitalmente alrededor del PRI, se respeta la voluntad popular, ya que su labor consiste en la recuperación de la credibilidad y la confianza en las instituciones.

Rodríguez Mouriño, aunque por ahí se diga lo contrario ha desempeñado con claridad y eficacia su trabajo político, en ese rubro y qué decir de su lealtad institucional. Aun con cierto desgaste político que le implementan su vecinos, ante las complejas elecciones de julio próximo, la unidad es factor determinante ¿acaso creen que el adversario no cuenta?