Se alteró escena del crimen en Guerrero, dice ex procurador

Informador, Ciudad de México.-El ex procurador de Guerrero, Alberto López Rosas, reconoció que la escena del crimen de los normalistas de Ayotzinapa fue modificada por no aplicarse los protocolos de resguardo correspondientes.

En entrevista, el ex funcionario estatal rechazó además tener una notificación de que haya reprobado los exámenes de control y confianza aplicados por las instancias federales y aseguró que la titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Marisela Morales, le notificó «verbalmente» que sí los había pasado.

Esto con respecto a la versión de la PGR acerca de que López Rosas no había aprobado las pruebas aplicadas este año.

El ex procurador añadió que aún no ha sido citado por parte de la autoridad federal, pero que en caso de serlo, irá inmediatamente.

López Rosas mencionó que los policías federales deberían estar siendo investigados porque en los videos «claramente se muestra cómo accionan sus armas»; y dijo que es una injusticia el arraigo a los 12 elementos ministeriales y estatales.

«Hay 12 policías estatales y ministeriales arraigados y ningún federal bajo custodia o arraigo, cuando en los videos se advierte que ellos (federales) dispararon, y al no encontrarse ningún arraigado me parece que es una justicia proclive a la injusticia», mencionó.

Aseguró que era responsabilidad de las autoridades federales resguardar el área del crimen, pero esto no se hizo como debería.

Además, dijo, en un video del C4 se puede apreciar cuando presuntamente los elementos de la Policía Federal levantan casquillos y ojivas.

El pasado 12 de diciembre, normalistas de la escuela rural Isidro Burgos, de Ayotzinapa, protagonizaron una protesta en la Autopista del Sol, a la altura de Chilpancingo, y en la movilización se inició un enfrentamiento violento que derivó en el asesinato de dos estudiantes, presuntamente por parte de policías, ya que los alumnos no traían armas.

Esa misma tarde el gobernador Ángel Aguirre informó del cese del ex procurador de Guerrero, Alberto López Rosas, así como del secretario de Seguridad Pública en el estado.