Jue. Feb 22nd, 2024

Se busca: Eric Cisneros Burgos está escondido en Cuba por investigaciones federales

*** Titular de SIOP y protegido por Cuitláhuac García, Elio Hernández Gutiérrez cobró moches y es el nuevo millonario en Veracruz, permitiendo que los empresarios constructores colapsen a Xalapa y dilaten en la entrega de obras.

*** Como los catalogó Fidel Herrera, la “succionadora profesional” Mónica Robles Barajas amedrenta, extorsiona y castiga a todo alcalde o político para que paguen convenios publicitarios en su medio de comunicación. Hoy quiere ser senadora, sin haber hecho nada por Veracruz.

 

La fiscal general del Estado de Veracruz Verónica Hernández Giadans ha faltado a su compromiso al no investigar a funcionarios coludidos con grupos criminales, como ocurre con el exsecretario de Gobierno y novio de la titular de la FGE, Eric Patrocinio Cisneros Burgos, quien usó todo su poder en la SEGOB en Veracruz para coludirse con agrupaciones criminales y mantener su tren de vida llena de lujos y una campaña estéril, en la que ahora pretende ser candidato a la diputación federal por el Distrito de Cosamaloapan, siendo la misma novia de este corpulento exfuncionario quien también busca una diputación, al ser ya una “apestada”.

 

Lo interesante es que Eric Cisneros Burgos viajó a la Habana, Cuba para operar campañas políticas desde este país y ocultarse de los buenos funcionarios que lo quieren detener y encarcelar, pero además, de los malos servidores públicos, quienes le están cobrando los favores incumplidos por el conocido como Bola 8.

 

Este oscuro exfuncionario, quien siempre se ostentaba como africano, con raíces en El Congo, en una falsa historia novelesca y fantasiosa, para causar lástima y victimizarse, cuando Eric Cisneros tiene un pasado cuestionable como el involucrarse con la madrastra, en una relación poco ortodoxa y  en una sesión de Cabildo, ser corrido por ladrón a su paso como tesorero en el municipio de Mulegé, en Baja California Sur.

 

Eric Cisneros dejó a muchos huérfanos en posiciones relevantes y hoy como caníbales, olvidan a su mentor para arrodillarse a los pies de Juan Javier Gómez Cazarín, otro pillo que ha robado en el Congreso de Veracruz y coloca estos recursos a las órdenes de Rocío Nahle García, para su campaña electoral con un tufo  de corrupción y desgracia. Una zacatecana que no conoce Veracruz, ni sus raíces y se ostenta como veracruzana por conveniencia para ser aspirante a la gubernatura.

 

Veracruz, para los veracruzanos, como muchos opinan, pues hemos advertido la corrupción de personajes sin arraigo y sin ser veracruzanos, quienes sólo han venido a robar al estado, con sus pocas excepciones. Ladrones  como el exsecretario de Seguridad Pública, oriundo de Nuevo León, Hugo Gutiérrez Maldonado; otro pillo, el actual titular de SSP, Cuauhtémoc Zúñiga Bonilla, nacido en el Distrito Federal, hoy Ciudad de México y los dos funcionarios, Hugo y Cuauhtémoc fueron dispensados por el Congreso de Veracruz para asumir los cargos, sin observar sus antecedentes por corrupción, desvíos de recursos y haber sido investigados en anteriores cargos por malos servidores públicos.

 

Otro caso como Hipólito Rodríguez Herrero, oriundo de Xochimilco, en la Ciudad de México, quien no hizo nada por Xalapa y hoy tiene varias denuncias por corrupción y desvíos de recursos a su paso como alcalde de la capital, sin que hubiese obra pública, ni desarrollo. Fue una de las peores administraciones municipales, comparada con la de Elizabeth Morales García, quien de risa aspira a una senaduría por el PT en 2024.

 

Eric Cisneros Burgos es protegido por Cuitláhuac García, quien permitió que dejara el cargo sin fincarle ninguna responsabilidad, dejando a  Veracruz incendiado y secuestrado por grupos criminales, quienes le truenan los dedos al gobernador para que cumpla los interminables acuerdos.

 

Un tema que es urgente y debe atender el mismo Cuitláhuac, es la terminación de obras realizadas por la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública, a cargo del nuevo millonario Elio Hernández Gutiérrez, quien es el operador del gobernador en el tema de los cobros de moches y asignación de obras. En la SIOP se pretende que las obras sean lentas y caóticas, como ocurre en Xalapa, donde el alcalde Ricardo Ahued Bardahuil exige una y otra vez que se terminen  dichas obras y darle rapidez, pues los xalapeños están cansados de tanta opacidad y  extraña lentitud, quizá para afectar la imagen del propio presidente municipal capitalino.

 

Y el mismo Elio Hernández Gutiérrez no controla las obras, las deja abandonadas, hay algunas que  en un mes o dos siguen los mismos hoyos y sin trabajadores. Otras, las vuelven a abrir por estar mal hechas. Algunas rayan en lo absurdo, pues existe un albañil  haciendo hoyos, sin justificar para qué y en la obra de Lázaro Cárdenas hicieron un embudo injustificable que colapsa los miles de vehículos que circulan diariamente. Y a Elio Hernández le vale. Total, ya le dieron sus moches y permite que los empresarios constructores hagan lo que quieran y entreguen avances de obra a su lento ritmo, cuando existe un contrato de por medio y el compromiso de Cuitláhuac de terminar las obras relumbrantes cuestionadas por su calidad, cálculo y proceso en ingeniería estructural.

 

Y mientras, los succionadores de la política, la familia Robles Barajas siguen asegurando que son los bendecidos por el presidente López Obrador, cuando la matriarca de los Robles ya dejó el cargo como embajadora en Costa Rica y Pablo Robles Barajas no tiene decisión, ni acciones en la Delegación de CONAGUA, siendo un literal florero.

 

Mónica Robles Barajas, principal succionadora mediática, quien maneja el medio de comunicación Imagen del Golfo, es una oportunista que le pega a alcaldes, diputados y a políticos de MORENA para lograr sus fines y propósitos, pues en sus páginas se contabilizan más de una veintena con publicidad de Ayuntamientos y del Gobierno Estatal o Federal. Y si no les dan convenios, viene la campaña negra, la de las mentiras, la del engaño.

 

Y esa misma Mónica Robles es esposa de otro pillo Iván Hillman y los dos controlan a los alcaldes de la zona de Coatzacoalcos, intimidan a medios de comunicación y obligan a políticos a que escriban que Mónica Robles vendrá a salvar al Estado, para llegar a ser senadora, pues la niña caprichosa, aquella que llegaba cruda a las sesiones del Congreso de Veracruz, como una vez lo expresó en micrófono abierto, ahora, ella manipula, promete y obliga a muchos a que les hagan eventos, con la condición de que no le pongan un “Cuatro” o le pregunten temas de fondo, mismos, ella no puede responder, por ser de poca inteligencia, pero eso sí muy, muy ambiciosa. Y sin su papá José Pablo Robles, la niña mimada Mónica no sería nadie.