Se mató dándose un tiro accidental en la cabeza

 

  • Bajo los efectos del alcohol un campesino empezó a disparar al aire, pero su arma se encasquilló y después se accionó disparando directo en su cabeza.

AGENCIAS | SAN PEDRO SOTEAPAN.- De un certero balazo un campesino de San Pedro Soteapan se quitó la vida, luego de ingerir bebidas embriagantes para posteriormente sacar la pistola y realizar varias detonaciones, momento en que el arma se encasquilló y al tratar de sacar el cartucho de la recamara se accionó el arma de forma accidental.

El hoy occiso identificado como Pedro Rodríguez Cervantes, de 30 años, se mató a la 01: 20 horas, en su domicilio ubicado en la calle Miguel Hidalgo, en la manzana número Cinco de San Pedro Soteapan.

De acuerdo a la versión de los propios familiares el infortunado desde el transcurso de la tarde estuvo ingiriendo bebidas alcohólicas, sin embargo, más tarde se dirigió a su domicilio en donde siguió tomado para después desenfundar una pistola y realizar varias detonaciones al aire libre.

Sin embargo, tras las detonaciones que hizo de una pistola escuadra calibre 22, el arma se encasquilló quedando un cartucho en la recamara de la pistola, a lo cual el campesino intentó liberarlo pero en la maniobra de forma accidental el arma se accionó y el proyectil dio directamente en la cabeza.

Acción que le causó la muerte de forma instantánea quedando sentando en una silla enfrente de su domicilio y en la mano la pistola, siendo necesaria la intervención de las autoridades ministeriales.

Fue alrededor de las 05:00 horas de este lunes, cuando peritos del municipio de Acayucan realizaron el levantamiento del cadáver junto con elementos de la Policía Ministerial, para llevarlo al anfiteatro y realizarle la necropsia de ley.

Más tarde el cuerpo sería entregado a su padre de nombre Agapito Rodríguez Pablo con domicilio en la calle 30 de Noviembre de la manzana Uno para ser velado y posteriormente darle cristiana sepultura.