Se robó a una niña de 8 años y abusó de ella en un lote baldío; la Fiscalía de Puebla lo deja libre

 

  • La niña se encontraba al interior de su domicilio ubicado en la colonia Riego Norte de Puebla cuando fue raptada por Filemón “N”. Aunque la niña aseguró que el hombre la violó, los dictámenes médicos no acreditaron violencia sexual, por lo que no fue retenido ni por ese delito ni por el robo de la menor de edad a pesar de que se interpuso la denuncia correspondiente.

AGENCIAS | PUEBLA.- La Fiscalía General del Estado (FGE) de Puebla dejó en libertad a un presunto violador que se robó a una niña de ocho años de edad en la capital poblana y, horas después, fue localizado junto con ella en un terreno baldío. A pesar de que la niña aseguró que fue violada y a ambos los encontraron sin ropa, los dictámenes no acreditaron abuso sexual, así que las autoridades dejaron libre al agresor, tampoco lo detuvieron por el rapto.

El caso fue expuesto este día en la Mesa de Seguridad y Justicia que cada semana lleva a cabo el alcalde de Puebla, Luis Banck, con el Secretario de Seguridad, los jefes de Sector, y autoridades de la Fiscalía General.

El crimen ocurrió el pasado 20 de julio, cuando la niña se encontraba en su casa ubicada en la colonia Riego Norte jugando en el patio con su prima de cuatro años de edad. El sujeto, identificado como Filemón “N”, de 47 años de edad y originario del estado de Chiapas, tocó el timbre; las menores le abrieron la puerta y él se llevó a la más grande.

La pequeña de cuatro años aviso a su tía que un hombre se había llevado a su prima, familiares de la menor de edad acudieron a la FGE para presentar una denuncia, por lo que se activó el protocolo de Alerta Amber. La niña que vio cómo se llevaban a su prima, logró describir que el hombre vestía una playera verde y una mochila azul.

Después de algunas horas, Filemón fue localizado en un terreno baldío en la junta auxiliar de San Sebastián de Aparicio, sobre la calle José María Morelos y Ayuntamiento, en el mismo lugar donde el pasado 11 de julio se encontró sin vida a la estudiante de enfermería Zendy Guadalupe, la cual, estaba semidesnuda.

Una mujer observó desde su ventana que en el lugar se encontraban dos personas. Pidió a un vecino que la acompañara a revisar y fue entonces cuando encontraron a Filemón semidesnudo y encima de la niña de ocho años de edad, también semidesnuda. De inmediato retuvieron al hombre y dieron aviso a los números de emergencia. Al lugar llegaron elementos de la Policía Municipal y trasladaron a Filemón con las autoridades correspondientes.

Mientras tanto, la niña aseguró ser víctima de agresión sexual por lo que la sometieron a algunos exámenes médicos, los cuales concluyeron que la menor no presentaba “lesiones físicas externas, visibles, recientes en área genital, himen integro, región anal sin datos de penetración reciente ni antiguo”, por lo que no se acreditó ninguna violación.

Sobre el examen psicológico realizado a la niña, se derivó que no presentaba “alteraciones sensoperceptivas en cuento a sus habilidades psicomotrices gruesas, no presenta ninguna dificultad para caminar, saltar o correr”.

Con lo anterior, Filemón,  fue puesto en libertad sin siquiera tomar en consideración el delito de robo de la niña, por el que ya existía una denuncia. Aunque se trató de argumentar que el hombre en realidad era su padre, la mamá de la menor presentó los documentos correspondientes para confirmar que Filemón no tenía ningún parentesco con su hija.