Se suicidó y quedó a orilla del nuevo año

  • Descubrieron el cuerpo la madrugada de ayer en su domicilio en donde colgaba de una cuerda atada en el cuello.

 

AGENCIAS MINATITLÁN, VER.- La madrugada de este miércoles encontraron sin vida dentro de su casa, a un hombre de la tercera edad que fue identificado como German Vázquez Vera de 73 años de edad, hechos ocurridos sobre la calle Leona Vicario de la colonia Obrera de esta ciudad.
Su familia dijo que se trató de un suicidio, ya que por motivos de salud cayó en una fuerte depresión, situaciones que probablemente lo orillaron a tomar tan fatal determinación, y eso es lo que deducen ya que el ahora occiso no dejó carta póstuma.
Su hermana de sangre, Severina Vázquez Vera de 64 años de edad, con el mismo domicilio del difunto, le dijo a la policía que hace tres meses lo operaron de los ojos en el Seguro Social donde era pensionado y hace un mes comenzó a perder la visión, es decir se estaba quedando ciego.
El reporte lo recibió la Policía Ministerial muy temprano y al lugar se presentó el jefe de detectives Cándido Aguilar Vázquez, de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Veracruz, para dar fe de los hechos y en el acto ordenar el levantamiento del cadáver, el cual fue trasladarlo al Servicio Médico Forense (Semefo) para los estudios correspondientes.
German Vázquez nació en Minatitlán y nunca se casó, toda su vida fue soltero y había quedado pensionado por el Seguro Social, cayendo en depresión desde hace tres meses por achaques de la edad y cuestiones de salud y lo más dramático del caso, es que ya le había mencionado a su familia en repetidas ocasiones, que ya no quería seguir viviendo, se había cansado de la vida; y como Dios no vino a recogerlo él mismo decidió quitarse la vida.
Con este caso, sería el segundo anciano que muere de forma trágica en fechas decembrinas aquí en la región sur de Veracruz; se recordará que en Noche Buena, allá en el municipio de Agua Dulce, fue asesinado el abuelo Manuel “N” de 73 años de edad, cuando este discutía con su nieto de 15 años de edad por problemas familiares, sacando el adolescente un cuchillo que le clavó en el pecho en repetidas ocasiones sin piedad alguna.