Sin incidentes, transcurre el Día de Muertos

A diferencia de años anteriores, baja afluencia al cementerio municipal de San Andrés Tuxtla.
Flores naturales y coronas de papel adornaron sepulcros en el panteón municipal.
Se contó con vigilancia y asistencia de la SSP Región IX, Policía Municipal Preventiva, Protección Civil Municipal y del H. Cuerpo de Bomberos.

Juan Carlos Absalón, San Andrés Tuxtla, Ver.—Fue en el transcurso de la semana anterior, y más acentuada el sábado 30 y domingo 31 de octubre, la presencia de habitantes del municipio de San Andrés Tuxtla, en el panteón municipal, en la víspera de la celebración del Día de Muertos, durante el lunes 1 y martes 2 de noviembre del año en curso.

Los visitantes al cementerio local acudieron con antelación a realizar limpieza de los sepulcros de sus familiares fallecidos; otros a realizar algunas reparaciones a los monumentos y otros más a enflorar; así que llegado el día prácticamente ya no se notó la aglomeración de años anteriores.

Entre la multitud de visitantes nos encontramos vendedores ambulantes afuera, a la entrada y dentro del panteón, en los pasillos vendiendo dulces, cacahuates, pan, nanches, y hasta totopostes; así también personas ofreciendo sus servicios para la limpieza en las sepulturas, entre los que superaba el número de menores de entre 7 y 12 años, buscando ganarse algún dinero.

A la entrada del panteón, sobre la calle Hernández y Hernández, una mesa de atención a la ciudadanía, asistida por paramédicos del H. Cuerpo de Bomberos de esta ciudad junto con una ambulancia en caso de emergencia estaban preparados ante cualquier eventualidad; al costado del cementerio los artesanos de esta ciudad se encontraban apostados vendiendo sus productos; en el otro extremo la venta de flores naturales, así como de aguas frescas y nanches; más adelante venta de antojitos.

Al interior del panteón municipal, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública destacamentados en esta ciudad, pertenecientes a la Región IX, así como de la Policía Municipal Preventiva, realizaban rondines permanentes de vigilancia para garantizar la seguridad a los visitantes.

Sólo el día de ayer, hubo escasez del vital líquido, por un promedio de tres horas aproximadamente, informó el encargado del cementerio municipal Andrés Témix; afortunadamente se contó con una pipa de agua, proporcionada por la CMAS.

Andrés Témix, dijo que, “…desde que inició la celebración del Día de Muertos, venía gente a limpiar iban y venía, pero no mucha, consideramos que tuvimos una afluencia de un 80%; a diferencia del año pasada desde más de medio pasillo del panteón estaba la gente a reventar, pero ahorita ya no… Viene poca gente…”

Al comentar sobre la mayor presencia de arreglos de coronas de papel y tela, el entrevistado señaló; “bueno, la flor natural si tuvo presencia, porque el día de ayer se escaseó y hoy también; llegó el carro de la bodega temprano y se acabó…”

Al señalar que eran pasadas las 6:00 de la tarde, y aún mucha gente seguía llegando al panteón, precisó Andrés Témix, que se esperaría a que la gente que aún quedaba para cerrar el cementerio, ya que en el otro extremo también estaba abierto y que se contaba con la vigilancia policíaca, sin embargo dijo que sólo por el día de ayer se extendería en el horario, ya que a partir de hoy miércoles se atenderá normalmente, en el horario acostumbrado, cerrando a las 6:00 de la tarde en punto.

Por último pidió a la ciudadanía que la basura que recojan la coloquen en los botes de basura, que demuestren un poco más de educación y que no quemen basura arriba de los sepulcros.

Y así, mientras unos recordaban a sus seres queridos ya extintos, otros más llegaban acompañando a sus familiares recién fallecidos, precisamente en las fechas de celebración de Día de Muertos.

El panteón, en su gran mayoría se encontraba limpio, gracias a que la maleza se ha abatido con químicos debido al abandono de sepulturas, mismas que se observaron en diferentes puntos, algunas convertidas en basureros, otras más con estructuras rotas, en fin el abandono total.

Así transcurrió el último puente de este año 2010, que muchos tomaron como vacacional donde los vivos disfrutaron celebrando a los muertos.