Sindicalizados tabacaleros exigen dejen en libertad a líderes

San Andrés Tuxtla, Ver.—Integrantes del Sindicato de Despalilladores, Procesadores en General y Similares de la Rama de Tabaco en la Región de Los Tuxtlas, plantados frente a las oficinas del Juzgado, para solicitar al Juez deje libre a sus líderes Silvestre Cenos Texna y Gabriel Miros Azamar. (Fotos: Méndez Rodríguez).
San Andrés Tuxtla, Ver.—Integrantes del Sindicato de Despalilladores, Procesadores en General y Similares de la Rama de Tabaco en la Región de Los Tuxtlas, plantados frente a las oficinas del Juzgado, para solicitar al Juez deje libre a sus líderes Silvestre Cenos Texna y Gabriel Miros Azamar. (Fotos: Méndez Rodríguez).

Germán Méndez Rodríguez, San Andrés Tuxtla, Ver.—Integrantes del Sindicato de Despalilladores, Procesadores en General y Similares de la Rama de Tabaco en la Región de Los Tuxtlas, se manifestaron frente a las oficinas del Juzgado Primero de Primera Instancia para solicitar al Juez deje libre a sus líderes, quienes fueron detenidos por Agentes de la AVI, al contar con una orden de aprehensión por el delito de Robo Calificado.

Estas personas, quienes dicen ser integrantes de dicha organización, manifiestan que sus líderes Silvestre Cenos Texna y Gabriel Miros Azamar, son inocentes ya que las acusaciones en su contra son falsas, ya que las personas que lo acusan dejaron de pertenecer al sindicato desde hace varios años, por lo que no pueden ser personas agraviadas; según los estatutos de esta organización después de dos años de ausencia automáticamente dejan de ser sindicalizados.

Cabe recordar que estos líderes fueron denunciados por un grupo de personas quienes dicen pertenecer al sindicato y que se dicen agraviados, ya que los ahora enjuiciados han estado haciendo mal uso del salón sindical, rentándolo a un empresario tabacalero el cual les paga la cantidad de nueve mil pesos, dinero que no saben donde está, así como ser responsables de la desaparición de los muebles de dicho salón.

Los manifestantes, indicaron que de no recibir una respuesta por parte de la autoridad, se trasladarían a la ciudad de Xalapa.