Subsecretaria de Educación Básica otorga cargos en la SEV a sus amigas “Princess” sin perfil y ambiciosas

Maritza Ramírez Aguilar, actual subsecretaria de Educación Básica en Veracruz, tiene el interés personal de que la administración de Cuitláhuac García apoye totalmente al Movimiento Magisterial Popular Veracruzano, conocido por las siglas MMPV y por eso, se han observado los pasos de esta funcionaria estatal al realizar movimientos en la dependencia a su cargo, no muy aceptados por empleados de la Secretaría de Educación de Veracruz.

Como “un pueblo chico, infierno grande”, al inicio de la administración de Cuitláhuac García, entre los grupos de trabajadores en la SEV circulaban rumores, chismes y algunas verdades de los nuevos jefes, alimentando historias increíbles que fundamentan la comprensión del por qué muchos de ellos tienen una voracidad por el poder, dinero y hasta ambición por continuar en cargos trascendentales. Historias para conocer quiénes eran, de dónde venían, de quién es recomendado y las misiones que traían, observando que en la SEV algunos saquean, otros venden plazas, otros se hacen millonarios y una serie de acciones dignas de cualquier historia de poder.

A la mitad de la administración estatal de MORENA, llama la atención que el secretario de la SEV, Zenyazen Escobar García es acusado de todo, pero no de realizar fiestas tipo carnaval, siendo éstas divertidas, salvajes, llenas de amor, pasión, lujuria y carne, según sus asistentes. Y son organizadas por la subsecretaria de Educación Básica Maritza Ramírez Aguilar, quien ha dedicado tiempo, dinero y esfuerzo, al estar muy ocupada en conformar su grupo compacto de las llamadas “Princess”, siendo bellas, “talentosas” amigas y acompañantes de la funcionaria en la SEV. Lo malo es que a estas mujeres les gustan los regalos costosos, las comidas en buenos restaurantes y las fiestas, viajes y ropa cara, con cargo a la Secretaría de Educación en Veracruz.

Y los rumores resultaron ser ciertos, pues Maritza Ramírez, entre sus grandes amigas, algunas eran “escorts”, damas de compañía o modelos, metiéndolas en la nómina como maestras, sin perfil en el cargo, en un claro abuso de poder y conflicto de intereses, siendo evidente el regreso a las viejas prácticas del PRI en el poder y lo que MORENA antes criticó, ahora hacen lo mismo y peor.

Maritza Ramírez Aguilar abusa de su cargo al meter a nómina a sus amigas, para beneficiarlas con cargos y puestos bien remunerados. En marzo del 2021, cuando Maritza completó su equipo de “operación” en la dependencia, al sumar a la entonces nueva titular de la Unidad de Planeación, Evaluación y Control Educativo (UPECE), Mayra Lidia Tinoco Reyes, quien hasta entonces era la delegada de la SEV en la Región de Cosamaloapan y sustituyó en el cargo a Gilberto de Jesús Corro Feria. Este cambio no produjo ningún beneficio, pues la nueva integrante del clan le vino grande el cargo.

Otro papel importante y determinante, es el que juega en este grupo compacto el maestro Wulfrano Rodríguez Oceguera, flamante secretario particular de Maritza Ramírez Aguilar, quien resultó ser el operador de la subsecretaria de Educación Básica para limpiar y mandar a callar los comentarios que se lanzan en las diferentes áreas de la SEV, sobre las tremendas y escandalosas francachelas de la funcionaria estatal, orgullo de la 4a Transformación en Veracruz.

Cabe destacar, que el tema ha trascendido y se ha comentado con grupos de maestros y agrupaciones de padres de familia, quienes se lamentan lo que está sucediendo y sin que nadie ponga freno, dañando las relaciones internas entre el personal y ser la comidilla entre grupos de poder en la SEV, quienes aseguran: “Siempre hay pedas y orgías, bajo el financiamiento de la SEV”.

Lo lamentable es que en esa dependencia tan sensible, personal mayormente capacitado no tiene una oportunidad de aplicar sus conocimientos en importantes áreas, pues Maritza Ramírez le da alergia las personas inteligentes y hábiles para la administración pública, prefiriendo nombrar en posiciones claves para la educación estatal a personas con comprobada incompetencia.

El presupuesto de Veracruz se debe ocupar para combatir el analfabetismo y no para satisfacer los deseos y caprichos de las “señoritas” de la 4T. El presupuesto estatal no es para satisfacer demandas de cercanas amistades y estas acciones son actos de corrupción, pues ofrecer futuro, dinero, cargos, política y sobre todo amor, es parte de los excesos de estas funcionarias y funcionarios, al ser protegidos por el gobernador Cuitláhuac García, quien siempre alega que “todos” son honestos.

Maritza Ramírez Aguilar presume la amistad de la que se siente poderosa en el Congreso de Veracruz, la diputada local Ilya Dolores Escobar Martínez, orgullosa docente de nivel primaria, a quien el grupo magisterial impulsó y la muy cercana amistad de la subsecretaria con la también maestra Maricruz Vidal, con quien ha sostenido escándalos entre peleas y beneficios, dentro de la misma Secretaría de Educación.

La poderosa subsecretaria de Educación Básica sólo tiene 236 seguidores en Twitter, en una cuenta abierta en abril del 2020 y en Facebook, revisando, muchos de sus seguidores son bots o cuentas falsas con poca actividad. Una funcionaria que es comparada con la administración de la exalcaldesa Elizabeth Morales García, quien usó el poder para beneficio personal e incrustar a sus amigas en cargos trascendentales. Y los honestos de esta administración de MORENA aseguran una y otra vez ser diferentes, cuando en realidad son peores.