Sucedió un 7 Agosto de 1914 en San Andrés; hace 108 años (Toma de San Andrés)

Fotografía del General Antonio Portas Domínguez

Profr. Sixto Carvajal
Cronista de San Andrés Tuxtla.

( 7 de Agosto de 1914)
A 108 años de haberse llevado a cabo la gesta heróica más importante de que se tenga registro de nuestra bella y pintoresca ciudad de San Andrés Tuxtla.

Recordamos con respeto y gratitud a quienes, con coraje y amor a nuestra patria chica, encabezaron el movimiento que liberó a nuestra ciudad, de la hueste del traidor Victoriano Huerta.

Quienes por más de diecisiete meses tuvieron como rehén a nuestra población, encuartelados en la segunda planta de la Esc. Landero y Coss.

Desde donde el sanguinario Alberto Olivares dirigía las maniobras.

Como suceden los hechos…

El general Cándido Aguilar Vargas Gobernador del Estado de Veracruz.

Llamó al coronel Antonio Portas Domínguez y, a sus huestes a la ciudad de Tuxpan convertida en capital del estado temporalmente.

Ahí le entregó el nombramiento de General Brigadier, que el 7 de julio le expidió el propio Primer jefe del Ejército Constitucionalista Don Venustiano Carranza.

Días después le dio armas y, posteriormente el 2 de agosto lo envió por mar en un pailebot, rumbo al sur con la misión de recuperar las plazas de los cantones de los Tuxtlas, Cosamaloapan, Acayucan y Minatitlán.

Fue el 4 de agosto de 1914, cuando desembarcaron en Sontecomoapan los 200 revolucionarios que llevaba la expedición del General Portas.

Le acompañaban el teniente coronel Guadalupe Sánchez y el Mayor Nestor Barrera, llevando como guía a los ciudadanos Julián Moreno y Antonio Armengual originarios de catemaco.

Quienes habían viajado secretamente a Tuxpan para poner al General Cándido Aguilar, en antecedente de lo que sucedía en el sur del estado.

Una vez desembarcados en la Barra de Sontecomapan.

De inmediato el General Portas, empezó a enviar comunicados a todos los jefes rebeldes del sur del estado y, a entregarles una proclama fechada el 31 de julio del 1914 firmadas por Antonio Portas como General en Jefe de la 3a Brigada de la 1a División de Oriente junto con Nestor Barrera Jefe de su Estado Mayor.

El documento estaba dirigido al pueblo de México desde el “campo revolucionario”.

Y, en el afirman que la revolución triunfante continúa con la obra de redención del pueblo.

Y, anuncia que el traidor Victoriano Huerta había huido junto con algunos de sus principales colaboradores.

En los Tuxtlas la principal guarnición militar estaba en la cabecera cantonal de San Andrés Tuxtla.

Al llegar Antonio Portes, empezó a desarrollar sus planes para tomar dicha Plaza y, el 4 de agosto el Gral. Portas envió un comunicado al coronel Teodoro Constantino Gilbert.

Ordenándole se concentrará con toda su gente en Catemaco, además le decía que enviara una comisión con varios caballos para desembarcar y transportar el armamento.

También le pedía que enviaran una comisión que interrumpiera toda comunicación telegráfica y telefónica con las demás poblaciones, especialmente con San Andrés y Santiago Tuxtla y, que procurara que ninguna persona de Catemaco saliera a los pueblos y rancherías vecinas.

Antonio Portas sabía de primera mano por haber platicado en Tuxpan con los coroneles Miguel Alemán González y Teodoro Constantino Gilbert que los revolucionarios del sur de Veracruz estaban divididos y confrontados.

En un grupo estaban los ex liberales Magonistas y, los líderes indígenas serranos, entre los que se contaban al coronel Eduardo V. Jara, el Mayor Miguel Alemán González, el Catemaqueño Marcelino Absalón Pérez, el Sanandresino Primitivo R. Valencia, y los líderes popolucas Donaciano Pérez, Silverio Pablo y Juan Arismeldi.

En el otro bando revolucionario estaban el General Pedro A. Carvajal, los coroneles Nicanor Pérez y Teodoro Constantino Gilbert, además de Sotero Vargas, Macario Vences, José Franyuti, Juan Rodríguez Clara y, los líderes Sayuleños Marcelino y Gerardo Reyes.

Ambos grupos combatían entre ellos, contra las tropas huertistas, acantonados en Acayucan, Coatzacoalcos, Minatitlán, San Andrés Tuxtla.

En las haciendas ganaderas y, en contra de las tropas irregulares de voluntarios de Cástulo Pérez, Álvaro Alor y, Panuncio Martínez.

El día 6 de Agosto volvió a escribir Portas a Miguel Alemán reiterándole que había sido nombrado Jefe de Operaciones de la Región.

Y, le notificaba que junto con el Coronel Eduardo V. Jara, se le ordenaba que pasara con toda su gente, tanto la que estaba armada, como la que carecía de armas a incorporarse con el General Portas.

A fin de abatir al enemigo de manera definitiva en las primeras horas del día 7 de Agosto.

Como era el deseo de los Generales Cándido Aguilar y Antonio Portas Domínguez.

Ya que las tropas del Coronel Teodoro Constantino Gilbert, ya habían sido armadas y operarían junto con las de Alemán y las de Portas.

De esa manera las tropas carrancistas estatales de Antonio Portas y Guadalupe Sánchez y, las regionales de Teodoro Constantino Gilbert, Eduardo V. Jara, Miguel Alemán González, Dionisio Pérez, primitivo R. Valencia y Cruz V. Rodríguez.

Rodearon la ciudad de San Andrés Tuxtla, cortando las líneas telegráficas y telefónicas y, bloqueando caminos, puentes y vías férreas a la estación El Burro( hoy Rodríguez Clara).

Para evitar la huida de los federales huertistas y los cuerpos rurales que guarnecían la ciudad.

En la madruga del día 7 Agosto el General Portas envió un mensaje a los Jefes huertistas.

Invitándoles a que se rindieran por las buenas y depusieran las armas ya que el principal fratricida había huido vergonzosamente.

Afirmando que la invitación la hacía para evitar un inútil derramamiento de sangre.

Le daba un plazo de tres horas para contestar el comunicado, pidiéndole que respetara la vida del emisario, de lo contrario el General Portas no respetaría la vida de cuantos fueran hechos prisioneros.

No contestó el jefe huertista, pero tampoco se respetaron las tres horas de plazo; al recibir el mensaje de los carrancistas, el militar mandó a tocar llamada a toda la tropa y oficiales, causando alarma en el vecindario, que desde el día anterior esperaba el ataque.

Poco antes de las 8 de la mañana comenzó el tiroteo, el cual duro casi cuatro horas.

Conforme avanzaban las tropas revolucionaras, varios soldados desertaban con todo y armas y se pasaban al bando carrancista.

Ya que el sanguinario Alberto Olivares logró escapar junto con varios guardias rurales y el jefe de las tropas federales.

Hubo destrozo en las oficinas públicas, se quemaron archivos, y se liberó a los presos de la cárcel municipal y del cuartel.

Tendidos en las calles quedaron catorce muertos, varios de ellos civiles, que murieron en el fuego cruzado.

Al medio día el General Antonio Portas llegaba a la Sala de Cabildos del Ayuntamiento de la ciudad, en donde estableció sus oficinas.

En un ambiente de fiesta popular, el jefe de las operaciones se comprometió con la población Sanandresina a dar garantías e impartir Justicia.

En honor a tan memorable fecha, una calle del barrio San Andrés de esta ciudad se llama 7 de Agosto.

Y, el mural que se encuentra en la parte interior del Palacio Municipal, tiene las figuras entre otros del General Antonio Portas Domínguez, coronel Guadalupe Sánchez, coronel Teodoro Constantino Gilbert y, coronel Primitivo Roberto Valencia Carrasco.

Por mi parte es todo, deseo que tengan un inicio de semana feliz y, que Dios los bendiga abundantemente.