Tavo Pérez presenta programa de emergencia administrativa

San Andrés Tuxtla, Ver.— El programa temporal de reducción voluntaria de salario, comenzando por el mismo alcalde que se reduce su salario un 20 %, además del 50% que ya se había bajado. (Fotog | DCS- SAT).

Le dejaron un ayuntamiento en quiebra, que le debe a todos.
Regidores, trabajadores y sociedad civil lo respaldan.
418 empleados de confianza menos, que la pasada administración.

 

San Andrés Tuxtla, Ver.— El programa temporal de reducción voluntaria de salario, comenzando por el mismo alcalde que se reduce su salario un 20 %, además del 50% que ya se había bajado. (Fotog | DCS- SAT).

COMUNICADO DE PRENSA | SAN ANDRÉS TUXTLA, VER.-“Nos dejaron una administración municipal que le debe a todos: SAT, IPE, CFE, Bancos, proveedores, prácticamente en quiebra. Por esa razón implementamos este Programa Temporal de Emergencia Administrativa, una acción conjunta entre el Gobierno Municipal y la sociedad civil”, fue lo señalado por Tavo Pérez, alcalde de San Andrés, al presentar este lunes en palacio municipal el “PROTEA”, Programa Temporal de Emergencia Administrativa: “ SANANDRESCANOS POR SAN ANDRÉS, AL RESCATE DE MI TIERRA”.
Con la presencia y el respaldo de todos los ediles, trabajadores y representantes de la sociedad civil y de todos los sectores, señaló que “Es mucho más que apretarse el cinturón, haremos más con poco, pero estoy seguro que con esto, rescataremos San Andrés y lo haremos juntos”.
Explicó la situación de quiebra que enfrenta la administración, al señalar que debido a las irresponsabilidades y malos manejos de Manuel Rosendo, le redujeron las participaciones federales por los adeudos al SAT, IPE y los préstamos bancarios por los que ahora se paga más que en el 2014, además de los cobros de CFE, que son mucho mayores que antes de instalar las luminarias leds, cuya operación resultó un fraude total, porque ni se instalaron todas, ni se paga menos y fue una adjudicación directa de 35 millones de pesos.
Expuso que tan solo para el mes de enero, la nómina de empleados sindicalizados, elementos de protección civil y policías es de casi 4 millones de pesos, contra los poco más de 2 millones de las reducidas participaciones federales que le llegarán para enero.
Por ello para enfrentar este mes, además de que este lunes inició el cobro del predial, se implementó un programa de distintos puntos:
El programa temporal de reducción voluntaria de salario, comenzando por el mismo alcalde que se reduce su salario un 20 %, además del 50% que ya se había bajado.
Una nueva disminución del personal de confianza para operar solo con 181, contra los 592 de la administración pasada (418 menos), lo que incluye fusión en distintas áreas. Las direcciones de Educación, Cultura y Juventud, se convierten en una sola y las de Turismo y Desarrollo Económico se integran en otra.
Las acciones también incluyen un programa de austeridad total, donde ningún automóvil del ayuntamiento será utilizado, hasta nuevo aviso, quedando excluidos de esta disposición los de limpia pública, Protección Civil y las patrullas. No habrá viáticos para nadie y se privilegiará el uso de la red digital, para disminuir el uso del papel.
Además se establece que solo trabajarán por la tarde, las áreas cuyas funciones así lo requieran, como las de atención a la ciudadanía y gobernación entre otras, con los que se reducen gastos de energía eléctrica y de servicios de sanitarios, entre otros.
Con los proveedores se buscarán financiamientos y créditos con promesa de pago, para cuando se mejore la situación, y anunció reuniones de trabajo con las distintas dependencias acreedoras como Hacienda y el SAT, CFE, IPE y las que surjan, para replantear el esquema de pagos, además de solicitar al Congreso del Estado, la aprobación de la reestructuración de la deuda bancaria.
Otro punto implica solicitarle a los Diputados Locales, la autorización para vender bienes en desuso, como los automóviles-chatarra que se heredaron y los bienes de lujo con los que operaba la administración pasada, particularmente en la oficina del alcalde.
A estas acciones de la administración se suman, la iniciativa propia de la síndica y las y los regidores, de renunciar a su derecho de viáticos y de auxiliares a cuenta del erario, además de la participación de la sociedad civil, al integrarse en el COMITÉ CIUDADANO DE RESCATE DE SAN ANDRÉS, quienes podrán auditar las acciones comprendidas y acompañar al alcalde como testigos de calidad, en las negociaciones con las dependencias acreedoras, mostrando así la fortaleza de un trabajo unido, de sociedad y gobierno.
Por último, solicitó el apoyo de la sociedad en general a sumarse a pagar su predial lo más pronto posible, cuidar los espacios públicos, mantener limpia la ciudad y particularmente sus banquetas y a actuar con respeto, tolerancia, honestidad y solidaridad.
Por último dijo que este es un momento histórico par San Andrés porque nunca se había vivido una situación cómo está, y agregó “pero como autoridades y sociedad, estamos tomando decisiones y acciones, para escribir uno de los mejores capítulos de la vida de San Andrés. Un capítulo de austeridad pero de esperanza, de certidumbre y futuro, de orden y sin corrupción, de honestidad y transparencia, pero sobre todo, de fortaleza y unidad entre sociedad y gobierno; que es así como se debe actuar”.