Tavo Pérez revolucionó la política social de San Andrés Tuxtla, la democratizó. En San Andrés inició la Nueva Era “antes de Tavo, ahora y después de Tavo”.

El joven no obstante muy maduro intelectualmente alcalde de San Andrés Tuxtla, licenciado Octavio Pérez Garay ha revolucionado la política social logrando hacerla realmente democrática en su querido terruño. Tavo Pérez cómo es popular y afectivamente conocido por todos, cómo ya expresé en las líneas de arriba revolucionó el tradicional y trillado esquema de que el voto corporativo se derrumbara y surgiera el legítimo voto popular mayoritario con el cual por primera vez en la pasada campaña municipal de dicho lugar se emitiera el voto razonado y con decisión democrática sin menoscabo. Tavo logró sacudirle a su amado pueblo la conciencia política-electoral para darle paso a sus conciudadanos a elegir con valor, garbo y democráticamente a sus gobernantes y representantes populares. Octavio Pérez supo con gran tacto y mucha sensibilidad exaltar el auge reflexivo y digno de la sociedad sanandrescana, especialmente elevó la voz y el respeto hacia los más vulnerables, hacia los que menos tienen, hacia los que más sufren las crisis económicas, hacia los menosterosos que fielmente si creyeron en las reales propuestas de progreso que a todos hizo Tavo y que hoy él viene con un inédita y extraordinaria responsabilidad cumpliendo con sus compromisos de campaña y en la gente que en su doctrina creyó lealmente en sus propuestas y en su forma de decirlas que fueron muy convincentes cómo hasta hora en todo lo que manifiesta con su exposición de motivos y de expresión.


Tavo Pérez Garay ha hecho lo insólito, lo inaudito, y lo increíble en su natal San Andrés Tuxtla, quitarle lo cabizbajo a sus coterráneos y exaltarlos a la gloria, magnificar sus buenas y sinceras convicciones e ideales. El hoy alcalde Tavo Pérez Garay acabó con una enorme tradición, de que en San Andrés Tuxtla siempre las elecciones municipales las ganaba el PRI. Es bueno recordar que el primer munícipe antes, fue diputado local priísta por este distrito electoral, pero en el gobierno estatal de Javier Duarte de Ochoa se decepcionó terriblemente porque Duarte discriminó a los Tuxtlas, hubo de su parte indolencia, indiferencia y frivolidad por eso en su periodo gubernamental quedó como una simple pero más que nada una falsa promesa que en su gestión como gobernador hizo a los habitantes de los Tuxtlas al decir que ganando las elecciones a gobernador sería “el sexenio de los Tuxtlas”.

Octavio Pérez Garay cómo candidato a la presidencia municipal logró ganarse la total confianza de su pueblo y por ende la fuerza de su apoyo y respaldo, mismos que hasta el día de hoy está respondiendo con gran compromiso, responsabilidad, capacidades y con su enorme vocación de servicio social. Hoy la ciudadanía sanandrescana celebra, festeja y se regocija por haber elegido a Tavo Pérez como su presidente municipal.
Desde luego que en toda carrera política los actores principales tienen detractores gratuitos y sin motivo ni razón. Existen de varios tipos, unos porque se dejan influir por insanos y difamatorios comentarios o rumores, versiones hechas de muy mala fé con el fin de desacreditar y desprestigiar a la figura de alguien que a su parecer les parece rival y otros que se creen mucho más de lo que son, a ellos los corroe la envidia. A estas alturas del partido, intelectuales y grillos del café, dizques políticos del pasado que se sienten “sabios” y “juanes camaney” en sus opiniones, finalmente admiten, aunque les duela que Tavo Pérez aparte de ser un auténtico y genuino líder social y moral de San Andrés Tuxtla también es el constructor con visión hacía un futuro mejor y lleno de progreso como nunca antes en la historia de esta tierra sanandrescana se había concebido. El presidente municipal, Tavo Pérez Garay trabajando arduamente por sus gobernados le está demostrando a tirios y troyanos que sabe agradecer la confianza y el apoyo que le han brindado y así mismo hace homenaje al trabajo y a la memoria de su finado padre, el ex alcalde don Octavio Pérez González, así como a su señora madre, la distinguida y respetable dama y ex alcaldesa, ex diputada local y federal Marina Garay Cabada, poniendo muy en alto su valiosa dinastía que al igual que Tavo Pérez Garay han dejado muy buenos recuerdos al noble pueblo de San Andrés Tuxtla. Es por eso que expreso que se inició la Nueva Era de San Andrés, el que será “el antes de Tavo y el después de Tavo”. ¡No quiero que me lo ganen, nada más que me lo empaten, con eso sigue ganando San Andrés Tuxtla!