Jue. Feb 22nd, 2024

Carlos Slim, quien es considerado el hombre más rico de México, y el decimosegundo más rico del mundo, ofreció su conferencia anual, en sus oficinas de la Fundación Carlos Slim, ubicada en la delegación Miguel Hidalgo de la Ciudad de México.

Carlos Slim reiteró estar en contra de la iniciativa del presidente López Obrador para reducir la jornada laboral de 48 a 40 horas semanales.

Dijo que la solución es incrementar los salarios:

«Yo lo que pienso es que el valor adquisitivo y el bienestar de la población, no se logra trabajando menos, se logra ganando más».

El empresario manifestó que muchas actividades, como del sector financiero, ya trabajan 40 horas a la semana y sugirió:

1. Que las personas que trabajen 40 horas a la semana, ganen el salario mínimo.

2. A las personas que trabajen las 48 horas a la semana, subirles 20% el salario:

El empresario se refirió al presidente Andrés Manuel López Obrador: «Ya quedamos de hablar, cuando acabe, de lo que diferimos, empezando por Porfirio Díaz. Yo creo que fue un gran presidente. Bueno, gobernó 30 años, se le fue la mano en el tiempo, pero modernizó al país, etcétera. Pero no nos metamos a eso».

Carlos Slim inició su conferencia con el tema de la privatización, a inicios de la década de los 90, de la empresa de telefonía pero aclaró que ésta no era completamente nacional, ya que el Gobierno tenía 51 por ciento de las acciones, y el resto la iniciativa privada.

Refirió que la edificación de su grupo de empresas comenzó con tres etapas en la segunda mitad de la década de los 60, y tras ello, enfrentó diversas crisis.

En la primera etapa que narró de la creación de su fortuna, indicó que esta fue de 1965-1989, cuando Grupo Carso adquirió diversas empresas, como Cigarrera Tabacalera Mexicana, y realizó inversiones inmobiliarias y bursátiles.

El empresario citó que la segunda etapa (1982-1989), hubo una crisis de la deuda externa, y se estatizó la banca en México, lo que llevó a muchas empresas extranjeras a abandonar el país.

Carlos Slim aseguró que Telmex ya no es negocio entre sus empresas, debido a la regulación que tiene asignada por parte del Instituto Federal de Telecomunicaciones, y por el pasivo laboral que representa para la compañía el Sindicato de Trabajadores.