Vacunación evitó saturación de hospitales tras aumento de casos de COVID

Agencias | Xalapa, Ver. — Aunque han aumentado los casos de COVID-19 en Veracruz, la vacunación, principalmente a la población vulnerable ha evitado que la ocupación hospitalaria se dispare, destacó el secretario de Salud, Roberto Ramos Alor.

Informó que el hospital de Boca del Río se mantiene en un 37 por ciento; el Hospital de Alta Especialidad Dr. Rafael Lucio en Xalapa, 33 por ciento; Hospital de Alta Especialidad de Veracruz y el Tuxpan con 28 por ciento cada uno; Hospital de Poza Rica, 22 por ciento; Minatitlán 20 por ciento; Río Blanco 19 por ciento y Coatzacoalcos 3 por ciento. Son las unidades de los Servicios de Salud de Veracruz que atienden COVID-19 y que registran ocupación; los CAME C19 están sin pacientes.

Los hospitales reconvertidos para la atención de COVID-19 fueron 9, de los cuales ninguno ha sido desmontado, es decir siguen habilitados para esta atención; igualmente las expansiones, que son los CAME-19 tampoco se ha desmontado la instalación, siguen listos en caso que se llegaran a ocupar, que desde luego deseamos que no ocurra eso.

El resto de los hospitales de SESVER mantienen también los triages respiratorios, lo que significa que también reciben a pacientes COVID-19, los valoran y canalizan al hospital habilitado que les corresponda; así que no tengan dudas; el gobierno del estado mantiene toda la estrategia de atención médica a pacientes COVID-19 lista y completa.

Al inicio de la segunda semana preventiva contra el coronavirus para evitar la tercera ola de contagios, el secretario de Salud se dirigió a los presidentes municipales para que contribuyan regulando las actividades sociales y recreativas con el fin de evitar aglomeraciones.

«Si un municipio se encuentra en rojo, le pedimos a la autoridad municipal que aplique la instrucción sanitaria de la autoridad estatal, que en este caso es principalmente evitar bailes, fiestas y todo tipo de eventos que provoque gran concentración de personas» les dijo.

Subrayó que el mensaje va dirigido a toda la población, especialmente a los jóvenes y adultos que no se han autorregulado y siguen provocando aglomeraciones en espacios abiertos, cerrados y sin las medidas sanitarias.