Vendedores ambulantes denuncian pago de cuota al Director de Comercio para que no los molesten

Germán Méndez Rodríguez, San Andrés Tuxtla, Ver.—La mañana del jueves 19 de abril del año en curso, el Director de Comercio del Ayuntamiento de esta ciudad, Remigio de Jesús Canseco Hernández, fue cuestionado duramente por vendedores ambulantes, quienes manifestaron que este mal funcionario permite que otros vendedores tengan preferencia para vender sus productos sobre la calle Rascón, a los cuales no les hacen nada. Dando a entender que posiblemente estos le dan a él (Remigio) una cuota mayor que ellos, ya que indican que la cuota que pagan es de más de $ 600 pesos semanales para dejarlos vender sin que los molesten todo el fin de semana, a parte de los $ 5 pesos diarios que pagan por derecho a piso.

Todo empezó alrededor del mediodía, cuando Remigio Jesús Canseco Hernández, acompañados de policías municipales, trató de multar a vendedores ambulantes por no acatar las disposiciones de no vender sus productos sobre la calle Rascón de la zona Centro, lo que provocó que algunos venderos alzaran la voz para indicarle que no era parejo con todos, ya que a los que se dedican a la venta de volovanes no les decía nada.

Carlos Díaz Báxin, uno de los vendedores inconformes encaró a este mal funcionario, indicándole que su obligación era actuar de manera imparcial y que tanto ellos como los otros vendedores tenían las mismas obligaciones.

Al entrevistar a este vendedor sobre el actuar del Director de Comercio, manifestó que este recibe alrededor de $ 600 pesos semanales de soborno, dinero que es reunido por un grupo de 18 vendedores que pagan $ 30 pesos cada uno. Además de otra parte que recibe por parte de otros vendedores para poder vender su mercancía durante el fin de semana sin que sean molestados, indicando que no saben a dónde va a parar este dinero, ya que obviamente no reciben ningún recibo.

También manifestó que Canseco Hernández, les dijo que eran indicaciones de Fernando Carrera Elías, ahora ex Director Municipal de Gobernación, para cobrarles ese dinero los días viernes a través de otro vendedor ambulante, quien ante los ahí presente aceptó su participación.

Ante los señalamientos de estos vendedores ambulantes, deja al descubierto el soborno en el que incurre este mal funcionario, por lo que se espera que el Presidente Municipal Rafael Fararoni Mortera, tome cartas en el asunto para que investigue a fondo sobre este hecho, ya que no es posible que este tipo de situaciones se estén presentando dentro de su administración.