Veracruz, un estado generador de empleo

FOTO 3

Registra una tasa de desempleo de 3.5 por ciento, por debajo de la media nacional, de 4.5 por ciento en el tercer trimestre de 2015, afirmó durante su comparecencia Gabriel Deantes Ramos, secretario de Trabajo, Previsión Social y Productividad

XALAPA, VER.

En lo que va del año, Veracruz ha generado más de 106 mil empleos y registra una tasa de desempleo de 3.58 por ciento –muy por debajo de la media nacional–, con 96.42 por ciento de población ocupada, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), afirmó el titular de la Secretaría de Trabajo, Previsión Social y Productividad de la entidad (STPSP), Gabriel Deantes Ramos.

En el auditorio Sebastián Lerdo de Tejada del Palacio Legislativo, el funcionario compareció ante los integrantes de la Comisión Permanente de Trabajo y Previsión Social de la LXIII Legislatura del Estado, Antonino Baxzi Mata, presidente; Juan Alfredo Gándara Andrade, secretario, y Gerardo Fuentes Flores, vocal, como parte de la glosa del Quinto Informe de la administración estatal.

Por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el diputado Ignacio Enrique Valencia Morales preguntó qué acciones realiza la dependencia para mantener el índice de cero huelgas durante el sexenio, el presunto favorecimiento al Grupo MAS –concesionaria del sistema de agua y saneamiento en los municipios de Veracruz y Medellín de Bravo– en la liquidación y despido injustificado de personal del Sistema de Agua y Saneamiento Metropolitano (SAS), y los bloqueos de transportistas en perjuicio de los inversionistas.

El Secretario explicó que la dinámica implementada por la administración estatal es el diálogo y la conciliación en busca del equilibrio entre las partes, ganar-ganar, para lograr paz laboral. Durante este año registraron 412 emplazamientos a huelga y todos llegaron a buen término.

Refirió que los bloqueos de transportistas de sindicatos locales son resultado de su inconformidad porque las empresas que realizan obras asignan contratos a organizaciones nacionales, pero se les atiende para lograr una conciliación.