Visión Politica por Edgar Gómez Palma

Más dinero para el PAN

 De acuerdo con lo declarado por el presidente de la comisión de Desarrollo Social en la Cámara Federal de Diputados, José Yunes Zorrilla, el presupuesto para el programa Oportunidades se incrementará más de 9 mil millones de pesos, es decir, que para el 2010, su presupuesto será de 35 mil millones de pesos.

De hecho, el legislador federal priísta aseguro que con este incremento se van a poder incorporar mexicanos en pobreza extrema del ámbito rural y urbano, y serán cerca de un millón de familias, más las cinco y medio millones de familias que ya habían, y con esto se va a poder contener los efectos de la crisis económica y alimentaria que ha lacerado a los mexicanos.

Desafortunadamente, este programas con fines asistencialistas será utilizado por el Gobierno Federal con objetivos electorales, ya que es una hecho que será dirigido a los 10 estados donde habrá procesos electorales el próximo año.

Aunque en el papel,  el Gobierno Federal argumente que el programa Oportunidades no tiene fines electorales, y que sirve para combatir la pobreza en México, lo cierto, es que en el pasado proceso electoral federal, el programa Oportunidades fue utilizado como elemento propagandístico del Partido Acción Nacional, y comenzaron a pintar miles de paredes en nuestro estado, donde aseguraban que el programa Oportunidades era un logro del PAN, ¿Acaso el Presidente Felipe Calderón no sabía de esta estrategia?, sería ingenuo pensar que no lo sabía.

En columnas anteriores, hemos analizado los programas paternalistas de Felipe Calderón, y sigo sosteniendo que incrementar el presupuesto a este tipo de programas es darle un mejoral a un país que tiene una pulmonía, porque su manejo es de manera discrecional, y sólo son beneficiados aquellos mexicanos que pueden llegar a votar a favor del Acción Nacional.

El problema real que tenemos, es que miles de mexicanos no tienen oportunidades de empleo, lo que lleva a la gente a que viva en un estado de marginalidad y delincuencia, y, para el Gobierno Federal darle mayor dinero a Oportunidades, es la solución, por eso hay un claro desencanto del pueblo mexicano para el gobierno Calderonista, que sigue festejando sus tres primeros años de desgobierno.

La generación de empleos, es la mejor herramienta para enfrentar la pobreza, y la marginación en nuestro país, pero tal parece que para nuestro Presidente, lo más importante será cumplir con su partido, y poner a su disposición los miles de millones de pesos del programa Oportunidades.