Zafra Política, Por: Marco Aurelio Azamar

Mapa político en la zona cañera.
Cabada y Lerdo Priístas.
El circo del fútbol nos ubica en la realidad.

Por demás interesante resulta la conformación del mapa político en esta zona cañera con la victoria del Partido Acción Nacional (PAN) en el municipio de Saltabarranca; triunfo cantado por el sombrío trabajo realizado por Adán Sosa Zamorano, presidente municipal emanado del Partido Revolución Constitucional, al que han sostenido las fuerzas políticas estatales en este puesto a pesar del fracaso que es, como activo de este partido. Municipio pequeño en su extensión territorial, pero grande por su tradición e historia, será gobernado por Alejandro Montané quien fue derrotado por poco margen de votos por un Adán mártir, en las elecciones pasadas, esto prefigura un valioso apoyo del gobierno federal a esta demarcación tan necesitada de recursos pero sobre todo de gobernantes que hagan bien las cosas con el pequeño presupuesto al que tienen acceso, pues sólo satisface la ambición de estos dejando a un lado la obra material.

Es oportunidad del gobierno federal y demuestre la capacidad de sus programas sociales pero sobre todo el implementar obra pública que genere un mejor nivel de vida y dote de una vocación de servicio a un municipio que tiene con qué responder, pero ha sido olvidado sistemáticamente.

Ángel R. Cabada y  ciudad Lerdo de Tejada confirman su vocación priísta. El primero, municipio cañero mayor abastecedor de los ingenios San Pedro y San Francisco, obtuvo una victoria electoral muy apretada, lo que resalta el trabajo de Acción Nacional realizado durante los últimos 10 años, pues ha llegado a ser, la segunda fuerza electoral indiscutible de este municipio. Sólo 66 votos le dieron la victoria a Luis Antonio Méndez Gamboa sobre la candidata del PAN, que llevó hasta la mesa del consejo municipal para estas elecciones 2010, el recuento de los votos casilla por casilla lo que está previsto en la ley electoral federal. Razón a la que se apela cuando la diferencia de votos es menor al 2% y no como lo quieren hacer creer, ocurrencia locuaz en su momento, de Andrés Manuel López Obrador. Aunque amenazan los panistas con irse al Tribunal Federal Electoral para tumbarle este municipio al Revolucionario Institucional, se ve difícil, pues ya se les comprobó que este pequeño margen fue suficiente para ganarles la elección. Contienda por demás difícil y plagada de enfrentamientos ya que figura del Senador Arturo Herviz Reyes incendió por un momento su desarrollo, acusaba a unos y a otros de actividades fuera de la legalidad mientras atrás de él, los de la Revolución Democrática accionaban de igual forma, de lo que dice tiene pruebas y las presentarán, enlodando más esta elección.

Por su parte, el profesor Gaspar Cruz Peña ganó. Triunfo electoral holgado, hecho con el uso de toda la estructura partidista en pro de su proyecto de gobierno y a pesar de don Héctor Llamas León, quien movió los hilos a su disposición para contrariar a Gaspar. Lejos quedó el PAN y el PRD en la votación ya que 4,504 votos de una lista nominal de 15,703 electores le dieron la elección.

De estas dos personalidades del ámbito político local, se espera bastante, son jóvenes con ideas frescas que buscan según han manifestado a la ciudadanía, el desarrollo sustentable de sus municipios, lo que no siempre se consigue con grandes presupuestos pero sí con educación a todos niveles ya sea formal, técnica o empresarial.

Ya veremos si éstos tienen la razón y el electorado una vez más no se equivocó al elegir gobernantes, pues la fórmula se completa con un gobernador del mismo partido en la persona de Javier Duarte de Ochoa y un diputado local conocedor de las carencias y dolores de la zona cañera como lo es Tomás Montoya Pereyra.

Dicen que pan y circo para el pueblo, le distrae y mantiene apacible mientras la terrible realidad se desarrolla a la par. El fracaso de la selección mexicana en el mundial fútbol de Sudáfrica 2010, nos ubica en la realidad mediocre que vivimos, sólo unos cuantos pueden jactarse de la brillantez de su existir pero no los más, quienes sufren de hambre y sed, falta de oportunidades, pero sobre todo anhelo espiritual que ya no llenan los grandes distractores que fueron la televisión o el cine en su momento.

Al contrario, el circo nos ubica en la infeliz cotidianidad, la que invitó a tomar acción en una contienda electoral que registró una votación sin precedentes en el Estado de Veracruz, con una participación ciudadana del 57. 5 por ciento del padrón electoral de 5 millones 210 mil 220 votantes.

La tercera más abultada del país donde predomina el voto femenino. Es por eso que vislumbró mayor participación ciudadana en la resolución de problemas y sobre todo en el rumbo que deberán llevar las políticas públicas, si se quiere beneficiar en verdad al pueblo más allá de las diferentes facciones políticas. Así también, demuestra que el pan de la locución latina es muy pobre, pues los programas sociales de los que echaron mano los gobiernos federal y estatal no garantizaron el éxito de sus candidatos, fue la movilización ciudadana, la toma de conciencia del peso s de su decisión en la urna, lo que cerró la elección más allá de las opciones que representaron los candidatos, es pues, el despertar de un pueblo en los albores de un centenario de la revolución mexicana y de un bicentenario de una independencia del yugo español. ¿Qué será de esta evolución ciudadana?, ¿Cómo resolveremos los grandes temas del país?, ¿Qué injerencia tendrá la resistencia civil pacífica y blanca a la par del poder de la política y los grupos delictivos?, ya lo veremos, estamos en tiempo…