Zafra Política, Por: Marco Aurelio Azamar

El jefe Diego al patíbulo.
Duarte y las propuestas para los Tuxtlas y la cuenca.
Los jóvenes en Cabada se ponen las pilas

                Respetable lector pongo a su amable consideración estas líneas en las que practicó el análisis político, la crítica social, el comentario amable y porque no, influir en la opinión pública, ya será usted amable lector el que dirá si lo que aquí encuentra, le sirve o le mueve en alguna dirección.

                Gracias de antemano por tomarse el tiempo y tener en sus manos esta publicación que concede un valioso espacio, al que esto escribe. 

El jefe Diego al patíbulo.

                Un secuestro o levantó como vulgarmente le conocemos, para un personaje de tal peso político se puede leer como un acto terrorista en el que un grupo delictivo organizado o no, busca el impacto en el ciudadano común y corriente.

                Después de habernos enterado de su desaparición forzada, el reguero de pólvora da como conclusión que si un licenciado con tales conexiones políticas, con tal peso en las decisiones importantes del país es víctima, que le espera al hijo de Juan o Pedro.

                Sinceramente nos gustaría que Diego Fernández de Cevallos apareciera con vida y pudiera narrar a los medios de comunicación, la desesperación, la desolación de su cautiverio, así los que ejercen el poder sin miramientos y que utilizan sistemáticamente la violencia para ganar territorios de influencia sepan de una voz que se caracteriza por alzarse fuerte y a su conveniencia, también pudiesen tornarse víctimas y estar, como este viejo político, en el patíbulo. 

Duarte y las propuestas para los Tuxtlas y la cuenca.

                Javier Duarte de Ochoa candidato a la gubernatura del estado por el Partido Revolucionario Institucional, retoma una idea del México de nuestros abuelos, cuando la educación continua, es decir sin dejar la escuela durante el día, ilustró a los hombres de valía que fortalecieron este país.

                La inclusión de la propuesta de los maestros en la sección 32 del SNTE en la plataforma electoral de Duarte, que busca el perfeccionamiento, la mejora, el crecimiento y el desarrollo del sector magisterial y educativo, en el que incluye la escuela de tiempo completo, sobre todo en los planteles con un solo turno, incluso con la posibilidad de alimentos, así como las escuelas de concentración para hacer frente -dice el documento- a los problemas de dispersión escolar, es un acierto.

                Si bien el candidato Duarte por la coalición “Veracruz para adelante”, dibuja la autopista de los Tuxtlas; el desarrollo del corredor turístico Roca Partida -Montepío; la construcción del Aeropuerto de los Tuxtlas en C. Alemán; el desarrollo del recinto portuario de Alvarado con el aprovechamiento de la navegación que ofrece el río Papaloapan; modernizar el camino C. Isla – Los Tuxtlas; el desarrollo del corredor turístico Tlacotalpan con la consecuente difusión cultural, nacional e internacional; la implementación del parque agroalimentario de Tierra Blanca, propuestas que van para adelante, pero que no salpican a la zona cañera.

                Nos gustaría leer por ahí, los proyectos específicos de desarrollo de los tres municipios que la componen, Ángel R. Cabada, Lerdo de Tejada y Saltabarranca ya que la industria cañera esta en manos de particulares y la actividad agropecuaria se encuentra en su mínima expresión, ¿Qué hay para la zona cañera?, es la pregunta.

Los jóvenes en Cabada se ponen las pilas.

                “Ponerse las pilas”, expresión muy juvenil que significa meterle energía a un asunto, en este caso la participación política, la exigencia de grupo y la suma de voluntades dirigidas a un fin, apoyar al candidato del PRI en Ángel R. Cabada, Antonio Méndez Gamboa, así lo está demostrando el Frente Juvenil Revolucionario, al organizar diferentes eventos a los que asisten viejos activistas políticos y nuevos aspirantes a puestos de elección popular.

                Iván Uscanga Hernández, Presidente del FJR, organizó en estos días una reunión con aproximadamente 300 jóvenes de diferentes estratos sociales, los que se manifestaron por la fórmula de Toño Méndez, que le respondió con diferentes compromisos en los temas de deporte, educación y salud.

                Hace tiempo que no se veía en este municipio tal entusiasmo joven, por una elección que quizá sea la imagen de Javier Duarte de Ochoa lo que suma o al buen entendimiento de Tomás Montoya con este sector aunado a la juventud del ex dirigente cañero Toño Méndez, quizá también son tiempos en que los jóvenes han tomado conciencia del poder de su voto, de la valía de su presencia, quizá y espero que no, se involucran en política por el botín, por el poder mismo, por los buenos negocios que se pueden hacer al amparo del puesto público, ojala sea lo positivo, que busque un bien social, así lo queremos ver, así lo manifiestan, así deberán practicarlo.