¿Usted qué Opina?, Por: Alfredo Tress Jiménez

IFE CIUDADANO.

 

 

A escasos 8 meses de que se lleven a cabo las elecciones para elegir Presidente de la República y el Congreso Federal, la Cámara de los Diputados en la sesión ordinaria del pasado jueves, los partidos llamados grandes no se pusieron de acuerdo para elegir de entre 17 personas validadas durante más de un año por la Comisión Permanente de Gobernación a tres consejeros electorales faltantes.

A un día de que se venciera el plazo constitucional (7 de octubre), los diferentes oradores de los grupos legislativos argumentaron que esos tres consejeros que faltan para integrar al 100% el Consejo General del Instituto Federal Electoral, deben ser personas honorables fuera de cualquier duda, por lo que tanto el PAN como el PRD descalificaron las propuesta hecha por el PRI–PVEM–PT-Panal y Convergencia.

A unas horas de que iniciara formalmente el año electoral para los comicios presidenciales de 2012, el jueves pasado a las 11:00 horas se reunieron de nuevo los coordinadores parlamentarios para seguir las negociaciones y tratar de integrar la propuesta a fin de que fuese votada en el pleno.

Sobre el reparto de cuotas, el presidente de la Junta de Coordinación Política, el perredista Armando Ríos Piter, expuso que el ejercicio de diálogo entre los partidos no ha sido con ese esquema, sino con base en los perfiles buscando el mayor consenso.

Sin embargo, el tricolor insiste en poder influir en el nombramiento de al menos dos consejeros y en la sesión dejó en claro que no aceptará propuestas del PAN ni del PRD que sean personas calificadas como “Antipriistas”.

Por otra parte, ante el jaloneo partidista, un grupo de ciudadanos amenazó con promover la presentación masiva de juicios para la protección de los derechos políticos ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TRIFE). En el acto reclamado manifiestan la omisión de la Cámara de Diputados de elegir a los tres sustitutos del consejo general del IFE que desde el mes de octubre del año pasado tuvieron que haber sido votados.

Basarán su demanda en que la Constitución protege el derecho a votar, y la misma Carta Magna señala al IFE, compuesto por un presidente y ocho consejeros, como el organismo autónomo al que le corresponde la organización de las elecciones federales.

Señalarán, los que suscribieran el documento, que se encuentran legitimados ya que como ciudadanos manifiestan que necesitan que el IFE, en las elecciones de 2012, cumpla cabal y fielmente su papel de organizador y vigilante la contienda electoral.

Es necesario que el consejo general se encuentre debidamente integrado en los términos que lo ordena la Constitución, e inclusive que desde la primera sesión del consejo general del instituto, éste se debe encontrar debidamente conformado.

Entre los aspirantes con mayor número de menciones por parte de las fracciones legislativas se mantuvieron Arely Gómez, con cuatro; Enrique Ochoa, con cuatro; Cecilia Tapia, con tres, y David Gómez, con tres, sin que esos apoyos garantizaran su elección como consejeros electorales.

El Instituto Federal Electoral requiere de consejeros que garanticen procesos electorales imparciales, ya que es la única forma de destrabar los nombramientos de los tres consejeros para el organismo rector de los comicios; este sin duda es el asunto pendiente en la Cámara de Diputados desde hace un año y medio.

Debido a las presiones ciudadanas y legales, los diputados antes de concluir el término de ley, se pusieron de acuerdo y nombraron a los tres consejeros faltantes. Nos debemos  preguntar, ¿Ahora si son personas honorables y confiables como ellos mismos en su discurso lo dicen, donde sus decisiones serán en apego a la ley y a favor de los mexicanos?, ¿O son cuotas políticas como nos han acostumbrado?. El tiempo no dirá que fue lo que decidieron los diputados y sus partidos. ¿Usted qué Opina?

alfredotress@hotmail.com.