• Un FOBAPROA veracruzano

Los políticos por lo general temen romper paradigmas. Les asusta el cambio y prefieren aplicar las mismas recetas que han fracasado una y otra vez. Simulan cambiar pero todo permanece igual… o peor.

Entrevisté al escritor, doctor en economía e investigador externo del Instituto de Investigaciones Estratégicas de la Armada de México, Lino Perea Flores, quien en artículos publicados en el Diario de Xalapa y otros medios de comunicación se ha referido desde hace años al problema de la deuda pública… desde los tiempos de la bursatilización de Fidel Herrera Beltrán.

Respecto a los antecedentes de lo que debió haber sido la reestructuración de la deuda de Veracruz, Lino afirma que “el problema de los proveedores y contratistas por la falta de pagos del gobierno estatal no existiría… y no existirá si se hace un Fobaproa veracruzano”.

—Este esquema se le propuso al gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares –reitera el doctor Perea Flores.

—“De esta manera, prevengo desde ahora al gobierno entrante (¡te hablan Cuitláhuac!): que no caiga en el mismo error que el régimen saliente si no tiene claro el cómo reestructurar la deuda pública de Veracruz”  –advierte enfático Lino en la entrevista con este reportero.

Y remata contundente:

— “Se debe poner mucha atención en la entrega recepción para tener claro que este asunto vital para la próxima administración, si no lo resuelve de entrada, se le pronostica un gobierno que habrá de operar con multitud de problemas financieros”.

Acaso muchos políticos y no políticos pondrán el grito en el cielo por la palabra ¡Fobaproa! No se espanten. Se trata de obtener apoyo del gobierno federal y financiamiento para pagar a proveedores y contratistas. De esta forma se reactivará la economía y se generarán empleos para los veracruzanos.

Se contrataría un solo crédito a largo plazo pero se cubrirían los adeudos atrasados. El gobernador Miguel Ángel Yunes no se atrevió a dar este paso y el problema ha crecido y crecerá más.

— “Lo que pasa es que los políticos no entienden de economía” –puntualiza Lino Perea que también ha diseñado otros macro proyectos.

Si el futuro gobernador, Cuitláhuac García Jiménez, no va al fondo del problema, los proveedores y contratistas no podrán cobrar lo que les deben, la deuda pública continuará en aumento y todos pagaremos las consecuencias.

A la propuesta de Lino Perea, le agrego una más:–Que para resarcir el daño patrimonial perpetrado en perjuicio del estado,  sean expropiadas todas las fortunas mal habidas de los ex servidores públicos que saquearon el erario.

¿Alguien tiene otra solución?