Ángel R. Cabada una joya política

Avendaño Barrios realiza trabajo sin precedentes.

Comunicado, Ángel R. Cabada, Ver.-El escenario político – electoral en este municipio se vislumbra muy competitivo ya que los diferentes partidos políticos cuentan con exponentes de altura que estarán impulsando sus diferentes fórmulas a la presidencia municipal.     

            Cabada se ha convertido en una joya política para las diferentes siglas partidistas; municipio pujante en pleno crecimiento que ha sabido gobernar Santiago Avendaño Barrios, funcionario público municipal que logra el reconocimiento de propios y extraños al realizar un sin número de obra pública de calidad con presupuesto estatal, dinero de organizaciones no gubernamentales y partidas federales, las menos.

En una tarde soleada se puede ver en las calles de esta demarcación al Senador de la República, Arturo Hervís Reyes o al Diputado Federal, Fernando Santamaría ambos oriundos de Cabada, además de Álvaro Flores, Diputado suplente por los Tuxtlas, los precandidatos como lo son Tomás Montoya a la diputación local o Antonio Méndez Gamboa a la Presidencia municipal del bien llamado, municipio puerta de entrada a la mágica región de los Tuxtlas.

            Importante por su producción de caña que surte a los dos ingenios azucareros asentados en el hermano municipio de Lerdo de Tejada, su ganadería requiere un mayor impulso al hasta ahora dado por Avendaño Barrios, las circunstancias ajenas a él le rezagan en este tema; también reúne los atributos necesarios para ser una potencia turística, esto sumado a otras fortalezas lo hace una joya para los grupos políticos estatales y nacionales.

            Sin embargo, lo que pueda pasar en el futuro son sólo especulaciones, el presente nos remite al gran trabajo de gestión y concreción de la obra social prioritaria que suma mas de 200 millones de pesos, realizado por Santiago Avendaño Barrios y su señora esposa, Silvia Vergara García, quienes han dado otra dimensión al nombre de Ángel R. Cabada en la zona de sotavento y los Tuxtlas.