Cae sobre una afiladora y se rebanó la cara

Agencias | Veracruz, Ver. — Se salvó de milagro el obrero de un taller de la colonia Astilleros, en Veracruz, que días atrás sufrió accidente que le rebanó la cara en dos, médicos del Hospital General hicieron todo a su alcance para mantenerlo vivo ante la gran cantidad de sangre que perdió y las lesiones.

El joven Nicomedes H.L, de 34 años, fue sometido a cirugías reconstructivas que lo ayudaron a no perder más sangre y que las lesiones no le llegaran al cerebro, lo que lo hubiera dejado con muerte cerebral.

Lamentablemente, perdió buena parte de las mandíbulas por lo que ahora requiere otras cirugías para recibir implantes de metal, de preferencia titanio.

Fuentes médicas indicaron que se realizó un gran trabajo con su persona, ya que estuvo a punto de morir.

El accidente donde se vio afectado lo sufrió en su trabajo, en un taller de carpintería en la colonia Astilleros, en la zona norte del puerto jarocho. Ahí sus compañeros relataron que fue un descuido lo que llevó a Nicomedes a caer con el rostro por delante frente una afilada sierra que le rebanó la cara en dos.