Captura AVI a 2 presuntos extorsionadores telefónicos

Virtualmente, tenían privada de su libertad a una persona.
Detiene a comprador de cobre robado.

Comunicado de PRENSA, Xalapa, Ver.— La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), después de un completo trabajo de inteligencia e investigación logró, a través de la Agencia Veracruzana de Investigaciones (AVI), el aseguramiento de dos presuntos extorsionadores telefónicos que operaban en varios estados.

Arturo Martínez Vargas, (a) El Güero, de 38 años de edad, y Paola Grande Rojas, de 30 años, originarios del Estado de México, fueron interceptados por la AVI en la carretera Xalapa-Naolinco en el tramo Banderilla-Jilotepec, donde viajaban en un taxi con placas del Edomex.

Los elementos de la AVI realizaron al automóvil una revisión de rutina, pero al percatarse de actitudes sospechosas y la contradicción entre ambos sobre el lugar adonde se dirigían, realizaron una revisión minuciosa de la unidad, encontrando tarjetas telefónicas y varios elementos que hicieron suponer los hechos ilícitos que estaban operando.

Los detenidos confesaron dedicarse a la extorsión telefónica y dijeron tener, en ese momento, a una persona privada virtualmente de su libertad en un hotel de Cosamaloapan, desde hacía tres días.

Para lograr que los familiares de los supuestos secuestrados pagaran el rescate, los delincuentes utilizaban toda clase de amenazas e insultos; Arturo Martínez Vargas era el encargado de realizar las negociaciones e intimidar a las víctimas.

Al momento de su intervención, elementos de la Agencia Veracruzana de Investigaciones encontraron en su poder varios teléfonos celulares de donde hacían las llamadas de extorsión, basándose en los datos escogidos al azar en el directorio telefónico, así como tarjetas bancarias de diversas instituciones.

Arturo Martínez Vargas y Paola Grande Rojas manifestaron que la semana pasada habían hecho lo mismo con una persona del sexo masculino en la Ciudad de Ozumba, y reconocieron haber realizado esta clase de operaciones delictivas en Chalco, Amecameca y Cuautitlán Izcalli en el Estado de México, así como en el Puerto de Veracruz, siendo un total de 15 extorsiones.

Los hoy detenidos reconocieron plenamente que la extorsión fue su forma de vida desde hace más de dos años.

La PGJE solicita a la ciudadanía que si reconocen a alguna de estas personas presenten su denuncia formal para impedir que cualquier acto delictivo que hayan perpetrado quede sin castigo.

Como resultado de esta detención, se logró desarticular una importante célula de extorsionadores en la entidad, ya que intentaban establecerse de manera fija en el puerto de Veracruz para continuar con sus prácticas ilícitas.

Con el éxito de esta operación la Procuraduría General de Justicia refrenda su compromiso con la ciudadanía para combatir a la delincuencia y velar por salvaguardar el patrimonio de todos los veracruzanos

Asimismo, se presentó ante los medios de comunicación a Juan Evaristo Jiménez García, de 32 años de edad y originario del estado de Michoacán, quien se trasladaba en una camioneta de procedencia extranjera modelo 1997.

Al transitar por la calle Hernández Castillo en Xalapa, se le marcó el alto por circular a altas horas de la madrugada con las luces apagadas, y al hacer caso omiso, fue intervenido por elementos de la AVI y revisado su vehículo.

En el interior y en la parte posterior se observaba a simple viste bultos cubiertos con cobijas, por lo que al ser inspeccionado se encontraron rollos de cable de cobre de seis hilos recubiertos, con un peso aproximado de 492 kilos.

Al ser cuestionado sobre las pertenencias, Juan Evaristo confesó venir de la ciudad de Apizaco, Tlaxcala, a comprar tubería de cobre robada en la localidad de El Salmoral, donde lo compraba en 30 pesos y lo revendía a 50 pesos por kilo en Cholula, Puebla, por lo que se puso a la disposición de la autoridad correspondiente para la responsabilidad que le resulte.