Combaten más de 37 mil Juanitos Cazadores de Larvas al mosquito transmisor del dengue

A través de la estrategia denominada Juanito, cazador de larvas, surgida en los Servicios de Salud de Veracruz, se busca, con acciones preventivas, eliminar al mosquito aedes aegypti, transmisor del dengue.

En Veracruz
Trabajan en sus escuelas, hogares y comunidades, identificando criaderos
La corresponsabilidad social es la clave para el éxito de estas acciones

A través de la estrategia denominada Juanito, cazador de larvas, surgida en los Servicios de Salud de Veracruz, se busca, con acciones preventivas, eliminar al mosquito aedes aegypti, transmisor del dengue.

Comunicado de PRENSA, Xalapa, Ver.-“Sin criaderos no hay larvas, sin larvas no hay mosquitos, sin mosquitos no hay dengue. ¡Es en defensa propia!” es el lema que miles de niños y niñas veracruzanos han hecho suyo para cuidar su salud y resguardar no sólo sus escuelas, sino también sus hogares y comunidades.

A través de la estrategia denominada Juanito, cazador de larvas, surgida en los Servicios de Salud de Veracruz, se busca, con acciones preventivas, eliminar al mosquito aedes aegypti, transmisor del dengue. En el último año, se han sumado a este programa unos 37 mil juanitos.

El objetivo principal es formar alumnos que en sus escuelas identifiquen lugares donde se acumula agua limpia o de lluvia y eliminar los mosquitos en cualquier fase de su ciclo biológico.

La corresponsabilidad social ha sido la clave para el éxito de estas acciones. El compromiso y la participación de todos los integrantes de la comunidad, convencidos de que el control está no sólo en manos de autoridades municipales y de salud, sino en el trabajo conjunto y permanente, son necesarios para realizar tareas de mantenimiento de espacios y entornos limpios de criaderos.

A estas tareas también se sumaron estudiantes de otros niveles escolares, personal docente y administrativo, padres y madres de familia.

Las 11 jurisdicciones sanitarias del estado dan prioridad al ejercicio de esta campaña en escuelas ubicadas en ciudades de mayor riesgo para la proliferación del mosquito, como Martínez de la Torre, Coatzacoalcos, Poza Rica y Veracruz-Boca del Río.

Esta estrategia ha sido posible por la participación activa y la capacitación de docentes, pero sobre todo por los grupos de tercero, cuarto y quinto grado de primaria, que forman brigadas de seis niños cazadores de larvas por cada salón de clases.

Una vez agrupados y capacitados, personal de Salud les otorga una constancia que los reconoce como parte de la brigada Juanito, cazador de larvas.

Los niños y niñas buscan y eliminan aquellos criaderos que podrían representar un peligro para su comunidad escolar y, cuando logran un espacio limpio y libre de criaderos, el director de la escuela realiza los trámites para certificarlos dentro de este programa.

En 2012 han sido certificadas casi 700 escuelas primarias, con cerca de 37 mil 692 cazadores de larvas, lo que representa un gran logro, pues se requiere de la participación activa y permanente no sólo de la comunidad escolar, sino también de la población en general para contribuir a la disminución de los mosquitos transmisores del dengue.

En apoyo a estas acciones, se diseñó material de promoción de la salud, como cuadernos escolares para la prevención y control del dengue, memoramas, botones de identificación, plantilla para localizar criaderos y para dar a conocer el estado de la escuela, carteles informativos y discos con material didáctico.