De austeridad republicana a pobreza franciscana, gobierno federal ahorrará más: AMLO

AGENCIAS | CIUDAD DE MÉXICO.- Con la finalidad de generar más ahorros al interior y operativamente en el Gobierno Federal, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que se implementarán medidas adicionales de austeridad; advirtiendo que se limitarán los gastos en viajes, viáticos y compra de vehículos nuevos.

En el marco de su conferencia de prensa efectuada en Palacio Nacional, López Obrador no escatimó en expresar que de la austeridad republicana pasarán a una nueva etapa, que él denominó «pobreza franciscana».

“Les adelanto que de todas maneras ya vamos a pasar de la fase de la austeridad republicana a una fase superior, de la pobreza franciscana, porque tengo reunión mañana con el gabinete y vamos a llevar a cabo medidas de austeridad adicionales”, dijo el mandatario federal.

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció nuevas medidas de austeridad, que se sumarán a las que ya se implementan, con el objetivo de generar ahorros y destinarlos al pueblo.

“Vamos a buscar la forma de presentar una iniciativa de reforma a la Ley de Austeridad y, si procede, una nueva reforma a la Constitución para dejarlo más claro y que no se preste a las interpretaciones que hicieron en el Poder Judicial. (…) Lo vamos a plantear para que no quedemos nosotros como encubridores. Si en el Poder Legislativo no se aprueba, ya es otra cosa, pero lo voy a hacer en su momento, antes de que termine el gobierno”, explicó.

En conferencia de prensa matutina, el mandatario detalló que se contempla la reducción de viajes al extranjero y viáticos, de modo que se fomentará el diálogo internacional por vía telefónica o videoconferencias.

“Quiero informarle al pueblo que, desde que estamos en el gobierno, no hemos comprado un vehículo nuevo para funcionarios públicos. La camioneta más nueva que tengo es del 2018, que la compraron antes de que yo llegara, y ya tiene 280 mil kilómetros”, apuntó.

Adelantó que el jueves de esta semana se reunirá con el Gabinete Legal a fin de plantear las nuevas medidas.

Se trata, dijo, de abonar al desarrollo del país en lo que queda de la administración, durante la cual no se ha recurrido a solicitar deuda adicional ni a aumentar impuestos o los precios de los combustibles en términos reales. Los recursos generados financian la implementación de los Programas para el Bienestar.

“La fórmula es sencilla: cero corrupción y austeridad para liberar fondos al desarrollo, entregar recursos a la gente más necesitada”, enfatizó.

El jefe del Ejecutivo destacó que el combate al robo de hidrocarburos, la prohibición de la condonación de impuestos a grandes contribuyentes y la construcción de obras de infraestructura como el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles bajo una política de austeridad, han significado el ahorro de dos billones de pesos.

“La fórmula funciona. Si alguien me pide una recomendación de cómo hacer un buen gobierno, entre otras cosas, algo muy sencillo, pero trascendente: no permitas la corrupción ni los lujos en el gobierno y ahorra. Esos fondos destínalos al pueblo y, si puedes, entrégalos de manera directa, no con intermediarios ni de la llamada sociedad civil, ni del mismo gobierno, sino a cada ciudadano lo que le corresponde por derecho”, aseveró.

Informó que aun cuando existe la Ley de Austeridad Republicana, algunos funcionarios no la cumplen porque recurren a amparos.

“Vamos a avanzar más en el plan de austeridad, independientemente de lo que tiene que ver con poderes autónomos, y eso tiene que tratarse como una cuestión de Estado; es austeridad republicana de Estado”, remarcó.