DT español relata el terrorífico momento que vivió tras explosión en Beirut

XEU | DEPORTES.- El director técnico español Daniel Giménez fue anunciado como director técnico del Al Ahed de la primera división de Libano, por lo que este martes se dirigió a lo que sería su primera práctica al frente del resto del plantel, aunque tuvo que abandonar las instalaciones del equipo por causas de fuerza mayor.

La capital de Libano sufrió una explosión en el puerto de la ciudad que causó daños a 10 kilometros a la redonda, sin embargo, Giménez y el resto del plantel vivieron momentos de terror.

Era mi primer entrenamiento oficial y lo estábamos acabando cuando, de repente, hemos escuchado una explosión que nos ha hecho tambalearnos, mi cuerpo se ha puesto a temblar, tenía un pitido en los oídos… y enseguida una nube tremenda nos ha cubierto por completo”, mencionó en declaraciones recogidas por el Diario Marca.

El técnico señaló que tuvo que salir de las instalaciones de prisa ante la incertidumbre de saber qué era lo que estaba sucediendo, pero en el camino a su casa se topó con escenas que lo han marcado. 

“Iba conduciendo con las botas de tacos y con una mano en el volante y otra en los ojos, porque en esos momentos pensaba que podía ser una bomba y, en caso de que cayeran más, quería protegerme de una posible rotura de cristal del vehículo. Durante este trayecto he visto Beirut destrozado, con muchos cuerpos cubiertos con cristales, gente mutilada… ha sido terrorífico. La peor parte de todo, sin duda, ha sido el camino de vuelta a casa por todo lo que he tenido que ver”, agregó Daniel Giménez. 

Los daños ocasionados por la explosión no causaron lesiones en sus jugadores, aunque reconoció que algunas casas de los futbolistas del plantel han quedado totalmente destrozadas.

“Probablemente mi Academia también esté afectada, algunas casas de mis futbolistas están destrozadas… aunque afortunadamente todos ellos y sus familiares están bien, así como los míos, pues mi mujer tampoco ha sufrido daño alguno y eso que, pese a estar a unos 20km del puerto, ha notado el impacto tanto que se ha bajado al trastero pensando que eran bombas”, finalizó.