El Chamán Mayor, Por: Manuel Absalón Leal

Bienvenidos visitantes
Extremen precauciones
La Torre del Reloj

Catemaco, Ver.—La reconstrucción de la fachada del palacio municipal de Catemaco, precisa-mente donde se encuentra el escudo nacional habla bien de esta nueva administración que preside el Lic. Eliuth Cervantes Ramírez. (Foto: Absalón Leal)

Reportando del Cerro del Mono Blanco. Amigos lectores, en esta Semana Santa hay que darse una buena limpia y tomar todas las precauciones necesarias, por que  al inicio de esta Semana Mayor empezamos mal.

Este 17 de abril, Domingo de Ramos ocurrieron dos desgracias que enlutaron a una familia de la comunidad Sontecomapan, con el trágico accidente de un vehículo donde falleció un jovencito de tan solo 19 años, Irving Oliveros, hijo de nuestro amigo Elías Oliveros Romero, y el copiloto se encuentra delicado en la ciudad y Puerto de Veracruz y la de un turista de la ciudad de México que visitaba las Playas de Montepío.

Hay que tomar todas las precauciones; si sales a carretera revisa muy bien tu automóvil, respeta las señales de tránsito, no manejes en estado de ebriedad, no te metas al agua en los lugares de recreo bajo los efectos de alguna bebida embriagante, o después de comer.

Es mejor preguntar si los lugares no son peligrosos para tomarte un baño; ten mucho cuidado después, no sea demasiado tarde y tengas que lamentar. Pero no todo es malo; solo ten cuidado recorriendo la ciudad en nuestra escoba.

Muy buena la acción del presidente municipal, licenciado Eliuth Alberto Cervantes Ramírez, la restauración del frente del palacio municipal, precisamente donde se encuentra el escudo nacional que ya tenía seis años que con la humedad del tiempo, se le había caido un pedazo y ninguna autoridad municipal lo había reconstruido.

Otra buena acción, la restauración y pintada de la Torre del Reloj que fue construida, en 1900 a ordenes de Don Felipe Mortera Sinta; autoridades pasan y solo le dan su manita de gato, hoy lucirá en color verde pistache; color modernista al igual que todo el palacio municipal.

Una buena observación y recomendación para nuestra máxima autoridad, el primer reloj fue puesto en 1901, que fue la admiración del pequeño pueblito, al paso de los años fue destruido por las palomas que empezaron hacer sus nidos, luego fue mandado a componer por el presidente municipal Víctor White Fonseca, para llevárselo a su comunidad La Victoria, donde fue destruido con toda y su torre.

Este reloj que hoy en día tiene la Centenaria Torre, fue donada por Don Gonzalo Aguirre Pechi, que también está destruido por las palomas que hacen sus nidos; es bueno que a las ventanas les ponga cristales o mallas que están utilizando en los monumentos históricos, para que las palomas no destruyan, y se sacaría un 10, si le manda poner un nuevo reloj con toda y su escalera que lleva por dentro para darle mantenimiento ponerle luz y que fuera inaugurado el 15 de septiembre para conmemorar 111 años de su construcción.

Para esta Semana Santa, le recomiendo tengan mucho cuidado, antes de ir a cualquier lugar persígnense, hay que estar aunque sea una hora en misa es una Semana Sagrada; ¡cuídense y nos vamos volando a nuestra cueva en el Cerro del Mono Blanco!

 

Catemaco, Ver.—Hablar de la torre del reloj, es decir el monumento histórico de nuestra ciudad, que también está siendo remodelada, son 111 años de historia, que ya merecen un nuevo reloj que marque el destino de nuestro Catemaco y que el Lic. Eliuth Cervantes se llevaría los plausos de los que sabemos reconocer si le coloca un nuevo reloj y le coloca dentro su nueva escalera para darle mantenimiento. (Foto: Absalón Leal)