El ‘narco’ ha dejado 47.515 muertos en México en los últimos cinco años

Datos oficiales…

El coche donde han aparecido dos cadáveres decapitados. | Reuters

Agencias DPA|AFP, Ciudad de México.—Ante las protestas por la falta de transparencia, el gobierno mexicano ha difundido este miércoles, después de un año, cifras actualizadas sobre los asesinatos asociados con el crimen organizado, que elevaron a 47.515 el total en cinco años.

 

La Procuraduría General de la República (Ministerio de Justicia) dio a conocer, aunque de manera parcial, el balance de 2011: hubo 12.903 muertos hasta el 30 de septiembre en rivalidades entre cárteles o enfrentamientos con autoridades.

 

Poco antes del anuncio, habían aparecido dos decapitados junto a un lujoso centro comercial de Ciudad de México y se comunicó la detención de un jefe regional del cártel de La Familia.

 

Las últimas estadísticas de las autoridades federales contabilizaban 34.612 muertes desde el 1 de diciembre de 2006, cuando asumió la presidencia Felipe Calderón, hasta el cierre de 2010.

 

Durante 2011, las ciudades más violentas fueron Ciudad Juárez con 1.206 asesinatos, cifra muy por debajo de los más de 3.000 reportados en todo 2010, y Acapulco con 795. En Monterrey, donde 52 personas murieron en el incendio intencional de un casino, hubo 399 muertes.

 

Además, “los homicidios se mantienen claramente concentrados en algunas entidades del país”, ya que el 70% ocurrieron en ocho de las 32 entidades federativas de México, indicó la Procuraduría.

 

Los homicidios aumentan, pero menos

 

La fiscalía general subió la base de datos a su portal de Internet. Aunque hubo más asesinatos que en 2010, la tasa de crecimiento de homicidios fue menor que en años anteriores.

 

En 2011 hubo un 11% más de asesinatos que el año previo, mientras que en el comparativo 2009-2010 el incremento había sido del 70%, en 2008-2009 del 63% y en 2007-2008, del 110%.

 

El ritmo del año pasado, con el promedio de los nueve primeros meses, permitiría inferir que el año pasado terminó con al menos 17.200 muertes y que suman más de 51.000 desde que Calderón entró en funciones.

 

Las organizaciones de defensa de los derechos humanos subrayaban por su parte que los actos de violencia vinculados al crimen organizado han dejado un número indeterminado de víctimas civiles. Asimismo, criticaban el aumento de las denuncias contra los abusos cometidos por las fuerzas de seguridad cometidos por su ofensiva por las fuerzas de seguridad.