El Poder de la Verdad – Mary Garcia

A pesar de que en el Estado de Veracruz se han logrado reducir las afectaciones por incendios forestales, al cierre de la campaña critica que culminó el 30 de junio pasado, mas de 5 mil brigadistas oficiales y voluntarios combatieron un total de 246 conflagraciones que afectaron 2 mil 757 hectáreas, cifra de la cual el 98% corresponde a pastizales y solo el 2% a vegetación arbórea, de los cuales el Cofre de Perote, Orizaba y Veracruz fueron de las zonas más afectadas; desafortunadamente la población no toma conciencia de lo grave de la situación que estamos viviendo ante el cambio climático que cada año provoca más sequías en algunas zonas e inundaciones en otras, como es el caso de las temperaturas tan altas que se vive en algunos Estados del Norte de la República, en donde rebasan los 50 grados centígrados, provocando el incremento de enfermedades gastrointestinales y respiratorias, además la Comisión Nacional del Agua informó que de Agosto a Diciembre habrá disminución de lluvias por la presencia del fenómeno meteorológico “El Niño”, lo que provocará sequía en zonas forestales, por ello se requiere intensificar las medidas de prevención de incendios.

El negro panorama que se nos presenta a futuro por el cambio climático nos obliga a pensar y tomar medidas emergentes; sin embargo, es poco lo que se está haciendo para recuperar lo perdido, la mano del hombre ha sido y sigue siendo implacable para destruir su propio hábitat, y todos sin excepción hemos contribuido para lograrlo.

El evitar tirar colillas de cigarrillos encendidas en el campo o carretera si vamos en camino, no quemar basura sin vigilancia permanente pues el fuego tiene la particularidad de propagarse con facilidad y alcanzar grandes dimensiones con el consiguiente daño al medio ambiente, son solo algunas de las medidas preventivas que podemos realizar para evitar incendios forestales, además los envases de cristal que muchas personas sin conciencia arrojan fuera de los automóviles en la carretera con los rayos solares y el sobre calentamiento hace el efecto de una lupa que provoca un fenómeno inusual que puede derivar en fuego.

Por otra parte, como parte de las acciones emergentes que actualmente realiza el Gobierno Federal para apoyar a las familias de escasos recursos sobre todo del medio rural, el PET (Programa de Empleo Temporal), ejercerá un total de 250 mil pesos como pago por trabajos de reforestación, reposición de plantas, obras de suelo y herramientas para actividades forestales en 50 hectáreas en el Municipio de Jalancingo, Veracruz, lo que llama la atención es que la mayoría de las personas que están más interesadas en este proyecto son mujeres, y sin embargo, también nos cuestionamos ¿Por qué debe el Gobierno llegar al extremo de otorgar un pago por una actividad que deberíamos realizar con el único fin de mejorar nuestro entorno ecológico y con ello garantizar una mejor calidad de vida para las generaciones futuras?