La Fiesta de Tlacotalpan

Con el pretexto de hacer la “Presentación de las Fiestas de la Candelaria Tlacotalpan 2022” la secretaria de Turismo del Estado de Veracruz, Xóchitl Arbesú Lago, acompañada por la directora del Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC), Silvia Alejandre Prado, y el alcalde de Tlacotalpan, Luis Medina Aguirre, se fueron a la Ciudad de México para ir a decirle a los paisanos chilangos que este año regresan las tradicionales y controvertidas fiestas de La virgen de la Candelaria.

Uno se tiene que preguntar si dichas autoridades encargadas de organizar la fiesta, no están enteradas de que estamos padeciendo la peor pandemia que ha provocado ya la muerte de millones de personas en todo el mundo y Veracruz y Tlacotalpan no son la excepción.

Tal vez se confían de que según los reportes del sector salud, Tlacotalpan aparece entre los municipios con menor número de casos y fallecimientos, pero ese no es motivo para que echen las campanas a vuelo y se pongan a convocar a concentraciones masivas, como es la fiesta de la Candelaria.

Para más ejemplo, luego de que el Gobierno del Estado hizo la declaratoria para restringir la movilidad y concentraciones masivas, en el municipio de Tecolutla, las autoridades -esas sí responsables- decidieron cancelar el llamado Festival del Coco, a efectuarse en el mes de febrero y que como es natural representa una importante derrama y fuente de ingresos para los prestadores de servicios turísticos.

En la presentación de las Fiestas de la Candelaria, tanto la secretaria de Turismo, Xóchitl Arbesú Lago y el alcalde de Tlacotalpan, Luis Medina Aguirre aseguraron que con los festejos se habrá de reactivar la economía y el turismo.

Según la secretaria y el presidente municipal se va a cuidar el porcentaje de aforo y los protocolos sanitarios.

¿Será acaso que ni la secretaria de turismo ni el presidente municipal de la Perla del Papaloapan han estado nunca en esas fiestas?

Porque queremos ver cómo le van a hacer para como dicen cuidar el porcentaje de aforo y los protocolos sanitarios, cuando que, en todos los eventos programados, se caracterizan precisamente por ser amontonamientos de turistas.

¿Acaso no saben, que la mayoría de los participantes en las Fiestas de la Candelaria, no viajan desde la Ciudad de México -a donde fueron a hacer su show de presentación- sino que se concentran de los municipios de la Cuenca y del puerto de Veracruz y Boca del Río?

¿Entonces para que ir a “promover” una fiesta a la que no vendrán turistas de la ciudad de México?

Porque por si no lo saben, los cuartos de hotel y las casas que rentan habitaciones, son insuficientes para alojar a los cientos de turistas que van a estar reunidos, por lo que muchos se tienen que retirar a dormir al puerto y la zona conurbada.

Pero lo más grave, es que si hasta ahora, son pocos los casos que se han registrado de Covid19, habrá que esperar luego de que pasen las festividades y las concentraciones masivas -de jóvenes alegres en su mayoría- para ver cuántos nuevos casos del virus se contagiaron.

Nada de eso parece preocuparle a la secretaria de Turismo del Estado de Veracruz, Xóchitl Arbesú Lago, a la directora del Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC), Silvia Alejandre Prado, y el alcalde de Tlacotalpan, Luis Medina Aguirre.

Dice Pancho López el filósofo ateniense xalapeño que total, ya son más de 130,000 los casos de Covid19 confirmados en el estado de Veracruz y los fallecimientos suman de 15,000