Lo pepenó la muerte; pudo haber muerto aplastado

Agencias | Villa Allende, Ver. — Los restos de un hombre fueron encontrados la tarde del jueves entre las pilas de basura del tiradero a cielo abierto en Villa Allende.

Al sitio arribaron elementos de la Fiscalía General del Estado y de la Policía Estatal que en las primeras investigaciones determinaron que la persona era un hombre que al parecer se dedica a la pepena.

Las autoridades están investigaron entre los pepenadores de la zona, para ver de quién se trata.

Se especula que podría ser un pepenador que fue aplastado por una maquinaria pesada, tal vez sin que el operador se diera cuenta.

Se cree que la muerte del hombre ocurrió la noche del miércoles, cuando estaban realizando movimientos las máquinas del municipio, y los pepenadores andaban activos sacando desechos para comerciar.

Las autoridades están investigando para descartar que se trate de algún hecho de violencia.

Debe indicarse que la muerte de este hombre se dio cuando el basurero de Villa Allende estaba cerrado por la Procuraduría Estatal de Medio Ambiente, y pese a ello el Ayuntamiento violó los sellos y personal de Limpia Pública ingresó a lanzar basura y realizar diversas operaciones para mover los derechos.

Más tarde el cadáver se indentificó a quien vida respondió al nombre de Mauro Piñon Salazar, de 30 años de edad, de ocupación pepenador, con domicilio en calle 5 de Mayo número 2106 de la colonia Miramar de Villa Allende, fue identificado el masculino que la tarde del jueves apareció muerto en el basurero de la villa de Allende.

Sus familiares, acudieron a la Fiscalia para hacer la diligencia de identificación del cuerpo y reclamar sus restos para darle cristiana sepultura.

Mientras que la Procuraduria del Medio Ambiente del Estado, a través de un documento envió condolencias a la familia del hoy extinto.