México volvió a toparse con los Octavos de Final en el Mundial

Foto de accion durante el partido Mexico vs Suecia, correspondiente al Grupo F, partido numero 41 del Mundial de Rusia 2018 en el Estadio Arena Ekaterimburgo de la ciudad de Ekaterimburgo. EN LA FOTO: Action photo during the Mexico vs Sweden match, corresponding to Group F, match number 41 of the Russian 2018 World Cup in the Arena Yekaterinburg Stadium of the city of Yekaterinburg. IN THE PHOTO:

XEU | DEPORTES.- Al final las palabras y los buenos deseos solo quedaron en eso, ya que la llamada “mejor” generación del futbol mexicano fue incapaz de superar con la selección mexicana los octavos de final en una Copa del Mundo, su tope en Rusia 2018.

Un proceso turbulento fue el que vivió el técnico colombiano Juan Carlos Osorio al frente del “Tri”, criticado por sus rotaciones y por carecer de una alineación fija que le permitiera afianzar un estilo futbolístico que nunca tuvo.

Su obsesión por contar con jugadores plurifuncionales llevó al estratega a descartar gente que dominaba una posición, como Jesús Molina, e incluir a otros que podían desempeñarse en ese puesto, pero sin ser especialistas.

Las críticas hacia el equipo arreciaron luego de que se dio a conocer que la noche del 2 de junio, luego del partido de despedida ante Escocia, organizaron una fiesta en la que supuestamente habrían asistido “escorts”.

Dicha situación fue negada por los jugadores, sin embargo, ya en Europa, el volante Héctor Herrera rompió la concentración para viajar a Portugal y tratar un asunto personal, el cual trascendió fue con su esposa, motivado por esa fiesta.

Tras caer con Dinamarca en su último duelo amistoso, las críticas crecieron hacia el técnico, los jugadores e inclusive hacia los directivos, por considerarlos permisivos.

Pocas eran las posibilidades que le daban en su debut ante el campeón del mundo; sin embargo, México ofreció el mejor juego en toda la era Osorio, y con gol de la “joya”, Hirving Lozano, se levantó con un sorpresivo triunfo por la mínima diferencia.

Esa victoria fue vital en sus aspiraciones, ya que la selección mexicana llegó a su segundo cotejo con la posibilidad de poner más de un pie en la segunda ronda si lograba nuevamente sumar de tres, algo que concretó con goles de Carlos Vela y de Javier Hernández.

Hasta ese momento y de manera por demás sorpresiva, Osorio no movió a su cuadro titular, el cual prácticamente mantuvo hasta el tercer juego, en el que enfrentó a Suecia, donde todo empezó a descomponerse.

El cuadro escandinavo evidenció todas las carencias de México, al que goleó por marcador de 3-0, el cual lo tuvo cerca de ser eliminado, algo que no sucedió gracias a Corea del Sur, que se impuso a Alemania.

El problema, además de que fue evidenciado, es que al quedar como segundo del Grupo F debió verse las caras con Brasil, equipo al que en todos sus enfrentamientos en Copas del Mundo solo ha sido capaz de sacarle un empate.

Al no contar con un contención nominal, Osorio colocó en mediocampo al veterano Rafael Márquez, quien entregó un buen primer tiempo, pero ya sin el fondo físico tuvo que salir de cambio, con lo que se gastó una modificación.

Y pese a que se afirmó que esta selección era la mejor de todos los tiempos, la realidad es que no fueron rival para la “canarinha”, que en el segundo tiempo definió el juego con goles de Roberto Firmino y Neymar, para así terminar con el sueño de avanzar a un “quinto partido”.