Militares capturan a 4 individuos por presunta posesión de un arma de fuego

94Alfonso Rodríguez Santos, San Andrés Tuxtla, Ver.-  Elementos del Ejército Mexicano del 1/er. Batallón de Infantería, destacamentados en esta ciudad de San Andrés Tuxtla, detuvieron el pasado día jueves 13, del presente mes, alrededor de las veintitrés horas a cuatro sujetos quienes responden a los nombres de José Carlos Jiménez Hernández, Omar de Jesús Seba Catemaxca, Antonio Pretelin Salazar y Uriel Uriarte Domínguez en posesión de un arma de fuego de uso exclusivo del ejercito,  calibre .380.

 La detención de los individuos fue en base a una llamada que realizara un ciudadano.

Al trasladarse los uniformados al lugar señalado por la denunciante de inmediato realizaron el operativo, desplegándose de una manera impresionante sobre las calles Ignacio allende, Antonio C. Rascón y Carranza.

En el operativo fueron detenidos los antes mencionados, que se encontraban ingiriendo, al parecer bebidas embriagantes,  sentados en la acera de la calle Antonio C. Rascón y quienes al notar la presencia de elementos del ejercito, uno de los cuatro individuos, sacó el arma de entre sus ropas y la aventó hacia un lado.

Según lo que testigos presénciales en el lugar de los hechos, manifestaron a este medio de comunicación, fue que ninguno de los cuatro hoy inculpados se quiso adjudicar la posesión del arma; por lo tanto, inmediatamente fueron puestos a disposición de la Agencia del Ministerio Publico Federal en esta ciudad de San Andrés Tuxtla, al frente del Lic. Oscar Tadeo Larios, quien de manera inmediata iniciara la presente Averiguación Previa para deslindar responsabilidades, con el fin de dar con el propietario del arma.

Lo cierto es que los detenidos tienen el beneficio de solicitar ante el Fiscal la fianza para obtener su libertad condicional.

También es cierto que el proceso sigue a un estando con la libertad condicional, ya que el expediente iniciado en contra de los detenidos es consignado ante el Juez en turno en Boca del Río quien estudiará el caso y de existir pruebas contundentes en contra de quien resulte responsable le apremiará la correspondiente orden de aprensión.