Morelia 1-1 Pumas… Y la vuelta promete mucho

Agencias, Ciudad de México.—Juan Francisco Palencia, el hombre que muchos daban por retirado antes del comienzo de esta campaña, se encargó de darle vida a una final que tardó 68 minutos en parecer lo que es.

Un golazo del veterano jugador de los Pumas al 68’ sacudió a Monarcas, que con ese golpe reaccionó y entonces volvió a ser ese equipo agresivo que encima al rival y que tiene como misión agobiar el arco rival.

Tan rápido se metió al juego tras la anotación del conjunto universitario, que el cuadro michoacano emparejó la situación apenas cinco minutos más tarde por conducto de Joao Rojas.

Y lo bueno de todo esto es que la vuelta de la serie por el título del Clausura 2011 promete mucho mejor espectáculo y emociones que en el primer capítulo se dieron a cuentagotas.

En el Estadio Olímpico se conocerá al nuevo campeón del futbol mexicano y la final quedó abierta para cualquier lado, en ambos casos habrá un técnico debutante en la obtención del título nacional.

Tomás Boy y Guillermo Vázquez se jugarán todo para ganar ese privilegio.

EL PARTIDO.

Contrario a lo que se esperaba, el juego fue sumamente cerrado puesto que ninguno quiso arriesgar de más, aunque sin salirse de los esquemas tácticos que llevaron los dos equipos hasta esta instancia.

Es que la fácil sería decir que salieron a cuidarse y que le apostaron a las defensas para no quedar en desventaja en el primer choque de la serie por el título. La realidad es que respetaron su esencia, y lo malo fue que los jugadores no tuvieron la intensidad que se requiere en este tipo de cotejos para llevar a cabo esos planteamientos ofensivos.

No se le puede echar la culpa de la falta de espectacularidad a los entrenadores porque Tomás Boy y Guillermo Vázquez presentaron estrategias que en el papel lucían propositivas.